29 de diciembre de 2007

Querido Diario: Otro año balanceándose en mi pelo... [Día 73]


Dicen que se aprende si se disfruta aprendiendo, si se siente la emoción del conocimiento, si se arriesga a perderse y a encontrarse, a sobreponerse a la derrota de uno mismo, al continuo caer y renacer del ave fénix.

Porque en lo nuestro, en lo mio, aprender a proyectar es aprender a vivir, a captar en nosotros, en mi, la belleza que nos rodea, proyectando lo de uno en lo que hace, exponiendo la parte de fuera que hay dentro, la vivida, la soñada y la deseada.

Mostrando la cara oculta de la luna, tú luna.

Porque nos hace falta buena dosis de esfuerzo y paciencia para encontrar lo más universal de nuestra individualidad, y coraje para mostrar la verguenza de nuestra fragilidad e inseguridad; pero queda el sueño destilado del poso de oro que lleva cada uno dentro, aquella intimidad que comunica con lo que hemos sido, somos y seremos todos.

Porque quien soy no es nada comparado con lo que fui o llegaré ser.

Hago un balance y sale positivo, todas las iusiones esperan agolpadas en el pecho revoloteando en el estómago con ansias de comerse el mundo.

No hay nada que merezca realmente la pena que no haya supuesto un riesgo. Y este año empieza mi nueva vida.

25 de diciembre de 2007

Querido Diario: Olvidado...[Día 72]

Podría ser incierto, pero no lo es.
Me hallo en un desierto en el que no encuentro oasis que calme mi sed, he despertado aturdida escuchando el sonido de tu voz.
En estos días de calma y de quietud, he percibido el verdadero sentimiento que aguardaba en las entrañas, ya no revolotea en mi estómago aquella mariposa traicionera (por ahora) parece que todo ha pasado, que el tiempo nos ha puesto en nuestros lugares.
Me he dado cuenta de que ni tu ni yo somos culpables, esta mejor así.
Se me olvida tu sonrisa, tus ganas por vivir, tus reflexiones más absurdas.
He decidido no hipotecarme la vida, dejarte ir, olvidar todo por lo que estaba enamorandome de ti, dejarme llevar por la corriente y alejarme de aquello que pudiese atarme a ti.
En unos meses me habré ido, olvidaré que un día tuvimos la oportunidad, que quizá fue desaprovechada o que en realidad lo nuestro no tenía ningun sentido, olvidaré todo ese mes esperando tu llamada.
El hueco en tu vida está hecho, el regalo perfecto comprado, lo comido por servido...
¿Y tú y yo?

3 de diciembre de 2007

Querido Diario: Noches perdidas entre las sábanas...[Día 71]

Ahora vuelan aquí y parecen tener tanta energía que nunca vayan a parar, remueven lo que tenía adormecido en el estómago, se mecen al compás de tus miradas y parecen haber despertado desde que tu voz suena tan cerca de mí.
He vuelto a sentirlas, aquellas mariposas traicioneras que aparecen en el momento justo para que no pueda apartarme de ti.
Ahora me has dejado contando las horas para volver a arroparme con tu aliento, echando de menos el dormir a tu lado y sentirte cercano cada noche, despertar en medio de la noche sobresaltada y entre penumbras ver tus ojos claros infundandome la paz para volver a dormir, despertar con los primeros rayos de luz de la mañana y que sean tus ojos lo primero en darme los buenos días y lo último en decir buenas noches. Me quedo con el buen sabor de boca de sentir el calor de tu cuerpo en estas noches de menos seis grados, en compartir el desayuno y comerte tú mi cena.
Y ahora solo me queda el efímero recuerdo de la larga noche de conversación sobre la colcha, con mis manos recorriendo paso a paso tus sentidos y con tus pensamientos acariciandome el ombligo...y me pierdo, prefiero no encontrarme por que sin ti siento el desabrigo.
Ya solo nos queda la luna del norte, las canciones de Manolo y un bocata compartido...

24 de noviembre de 2007

Querido Diario: Princesa Malvada...[Día 70]


Ha vuelto a visitarme el miedo, a descontar días y a mirar las horas pasar mientras voy a contracorriente.

Frío, mucho frío... Nivel bajo cero, de inexistente autoestima.

A pesar de que no consiga ver un futuro con un color distinto al negro, que tema haberme convertido en uno de esos Peter Pan, que tenga miedo a lo que pueda pasar... A pesar de todo...

Ahora que el corazón no amanece nublado cuando los primeros rayos de sol calientan el café sobre esta mesita en la que no encuentro viejas frases hechas especialmente para ocasiones de amor bajo la luna.Ahora que las palabras hechas canciones recorren cada centímetro de mi piel cuando te pienso tan cerca que se me nubla la vista y el corazón se me acelera.

Ahora que las luces del alba ya no se hacen eternas en las impacientes horas pasadas en reloj de cuco...

Y sé que al cerrar los ojos me invadirá esta inmensa soledad del saber que mis besos son prófugos del deseo que pertenece al otro lado del mundo, que mis caricias volarán junto al viento y seré yo quién se beba las calles por ti...

Alquimista del amor, dueño de las pasiones que nunca confesaré...

El dolor de un corazón poco amor lo cura... ahora que después de oir tu voz por última vez es aquella frase la que retumba en mis oídos...

Quiero volverte a ver, cuando regreses te estaré esperando, descontado horas imposibles en un reloj de arena, guardando la venda de mis ojos para que tú la retires, con los labios secos para que seas tú el primero en darles vida.

8 de noviembre de 2007

Querido Diario: Carpe Diem Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar,porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta. Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provocatener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuroy encara la tarea con orgullo y sin miedo.Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieronde nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros: Los "poetas vivos". No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...


Walt Whitman

5 de noviembre de 2007

Querido Diario: Un año...[Día 69]

Tengo la boca seca de llamarte en silencios rotos en cada paso que doy sin mirar hacia adelante con la mente puesta en el pasado de incertidumbre y de esperanza.
Pequeños, medianos y grandes sueños por cumplir...

Las manos empapadas en agua que ha caído esta tarde del techo que me cubría, intentando parar ese agua que empapaba de sentimientos.
Son las doce y debajo del agua que sale de mi ducha, dos grados más caliente que mi cuerpo intento creerme que me limpiará de ti...
¿Recuerdos? Guardados en la cajita debajo de mi cama que aún sigo abriendo cada noche al despertar de los sueños que me evocan al fracaso.

Y en mi mente solo una palabra que se oye con un eco ensordecedor: tú (...tú, tú, tú...)
Como le explico al corazón que no necesita razones de perdón que lo suyo es la medicina del olvido, del no puedo y quiero estar contigo, del te quiero y te odio en el olvido, del te echo de menos y no soy capaz de admitirlo. En mis sueños rotos y pegados con celofán no entran posibilidades de cambio metafórico de las palabras que teclean mis sentidos. Yo sola me metí aquí y contigo necesito salir...
Agujero negro que me absorbe de cabeza a pies sin distinción de amor y rabia, usando palabras encadenadas y flauta mágica con canciones apestosas que hablan de amor y suenan en mi corazón en repeat a la una, a las dos, a las tres...

Que me asusta pensar que al abrir bien los ojos están lloviendo estrellas y todas se recogen en mi bolsillo, robadas del cielo para que no me molesten al pensarte porque es contigo con quién las descubrí y no es egoísmo mi mayor virtud sino desesperación de pensar que si quizás me las guardo ya no tendrás a quién ensañárselas y volverás a mi lado a contarlas una a una mientras te miro a los ojos y te digo lo mucho que te quiero.

En estos días de lluvia y frío in[ver]fernal empiezo a escribir mi, tú, nuestra carta de despedida; la he compuesto de dolor y alegría, de fracaso y esperanza, de sueños rotos y aún por cumplir...
Lleva un trocito de mi corazón y una de esas mariposa moribundas que rondan por mi estómago, no puedo decirte cómo pero dos horas de viaje al centro de la tierra dan para mucho más...
Es mucho más que el miedo, es la impotencia de verte allí, de sentir que te apagas y no tener el remedio, de hundirme en la miseria y no querer salir, de llorarte a cada rato imaginando que con eso se arregla todo que despertaré mañana y todo lo que nos contaron hace un año, mamá, era mentira.

22 de octubre de 2007

Querido Diario: Tiempo...[Día 68]

A veces me tachan de fría y calculadora, hay quien dice que tengo el corazón guardado en una cajita y que para llegar alli hay que batallar con dragones, que el fuego en mi se apagó y que tengo una vida que se reduce a la precisión.
Pero para mi no es fácil ahogarme en mis propias lágrimas, sentirme más perdida que mi misma mirada, caer en un vacío que nunca deja de profundizarse, sentirme muda ante la adverdsidad. Yo, que me muero en mi propia oscuridad, esa que he creado a causa de todas las puñaladas que me dieron durante un cierto tiempo, o quizás, que me di yo misma sin dejar de infravalorarte. Puñaladas, inolvidables y que todavía me desangran. Y entonces siento miedo, tanto que no puedo parar de temblar. Tiemblo y me impide pensar, inmovilizada no puedo articular palabras de ayuda, ni si quiera tengo la posibilidad de alzar mis brazos para coger la cuerda y subir por ella hasta llegar a la luz del final del pozo en el que me encontré.
Yo y mi yo, todo milimetrado, cada segundo de mi vida, cada meta por conseguir, cada sueño por alcanzar, todo. Supe que estudiaría, sé en que trabajaré, en que gastaré mis tiempos libres. Siempre supe en qué ciudad terminaría viviendo, con quién viviría. Siempre he querido conocer mundo, viajar y disfrutar de los sabores de nuevas culturas, vivir la misma estación durante los tresciento sesenta y cinco días que completan un año. Sé lo que quiero tener y lo que no estoy dispuesta a aceptar...
Por eso, también sé que no quiero aferrarme a nadie, no quiero enamorarme, no quiero tener que depender de "mi otro yo", de sus besos, no quiero bajarme en aquella estación y dejar que el tren parta sin mí. No quiero que nadie me haga replantearme mi futuro...
Y yo que lo tengo todo milimetrado y perfectamente calculado...me he dejado llevar por la deriva, me he perdido entre las nubes de tu pelo y todo aquello que tenia milimetrado se ha quedado en aquel tren y yo en aquella estación, todo por ti, porque tú, rompes los esquemas de mi vida, desbordas de su cauce todas mis decisiones, desencajas cada pieza que coloqué en el puzzle de mi destino... Yo ya no sé quién soy

13 de octubre de 2007

Querido Diario: Vuelves...[Día 67]

Ya no sé, mi pluma ya no vuela,es lenta para escribirte versos de lejanía y se vuelven torpes mis versos porque tú ya no estás conmigo.Se vuelve torpe mi conciencia y dejada en el abandono acompaña a mi memoria, ya no te recuerdo como antes, no estás tan presente aquí.
La injusticia del recuerdo perdido se hace latente contigo, ahora que ya no estás en mi vida, ha dejado de girar mi noria particular y la venda de estos ojos ha caido.

Pero es mi subconsciente el que no me perdona que todas las canciones, todas las que poseo, cada una de ellas sea una historia contigo, un baile, un beso, una caricia, no, jamás te podré olvidar, mientras exista una melodía, existirás en mi. Porque ahora encuentro motivos para seguir escribiendo versos torpes sin melodía en con cualquier excusa, "en la lluvia, los papeles de las aceras, los arboles sin hojas, los niños que gritan como locos en cualquier parque, la noticia de la contraportada del periodico de hoy, la disputa de ayer de los vecinos del tercero, los caramelos de fresa, el catarro de tu prima, los ojos azules de tu gata...", en todos y cada uno de los momento que me persiguen cuando los relojes que poseo no dan mas horas.

Pese a todo, te he encontrado aquí sentada esperandome, casi escondida debajo del paragüas, contando gotas de lluvia con las que crearme el llanto para rellenar piscinas en las que bañarme cuando me olvido de hasta quién soy.






[Para tí Pilar, por estar siempre por aquí. Gracias]

6 de octubre de 2007

Querido Diario: Una semana...[Día 66]

Lo reconozco, llevo mas de cinco dias encerrada en estas cuatro paredes pensando al menos tres veces al dia en ti.
Empiezo a acostumbrarme, a no tenerte veinticuatro horas diciendome lo mucho que me quieres, no verte dormir y no sentir tus manos frias cuando volvemos de cualquier rincón en el que solemos perdernos, el olor despues de la ducha, las tardes en el sofa jugando con los pies.
Te confieso que se me hace demasiado dificil mirar las fotos que guardo y que a todo el mundo enseño.

Sigo pensando que todo puede cambiar, que no decir nada no significa nunca un no, aun queda esa esperanza y cada vez que suena Tontxu en el movil vuelve a dar un vuelco el corazon, siguiendo el compas de los latidos acelerados y el pulso nervioso que me limita la vision del boton de descolgar.
Aqui todo sigue igual, aunque pasen los dias y no te vea, aunque las horas se pasen a velocidad del rayo cuando tumbada en la cama me pierdo entre nuestros recuerdos esperando el dia que vengas a tumbarte a mi lado y decirme que no me equivocaba.

30 de septiembre de 2007

Querido diario: Emprendiendo el vuelo...[Día 65]


Siempre he pensado que los primeros pasos que damos en un nuevo camino son los más dificiles, conllevan siempre una serie de desequilibrios y fuerzas de la gravedad que hacen que a menudo el miedo a pisar en falso aparezca.

Hoy cuando hace 365 dias que yo comence mi camino, he de decir que con tu ayuda mis pasos se fundaron sobre fuerza asegurada, con dos zapatos de payaso colgados detrás de cualquier puerta (un domingo cualquiera).



Creo que soy demasiado vulnerable a las fuerzas meteorologicas, por eso prefiero escribirte, para que todo lo que diga no se lo lleve el viento.Ya sabes que no, esto no es una carta de despedida, lo nuestro es un simple hasta luego, pero no puedo dejar de darte las gracias:


Por haber cambiado mi manera de ver los domingos, por hacer de cada uno de ellos un día distinto y especial, por tener un sitio donde dejar mi bolso (¡bendita guantera!), por todas las canciones infantiles con el volumen al máximo, por cada domingo a las 16.30h (mas o menos), por los madrugones para reencontrarnos todos, los ensayos de dos horas, las improvisaciones, por los chous, por creer que es si cuando yo me empeñoo en ver no, por todos los posibles divorcios que nos haya podido costar, por las esperas en el coche (mi padre siempre llega tarde), por enseñarme a dibujar sonrisas y sobre todo por pintar una enorme en mi cara.


Asi que espero que no caigamos en el olvido, por que nosotros te estaremos esperando y cada domingo lluvioso, veremos reflejado en el cristal de la décima el Big Ben.


Y ya sabes que por aquí­ todo seguirá igual, pero sin ti nada será lo mismo.




GRACIAS

25 de septiembre de 2007

Querido Diario: Todas estas noches....[Dia 64]

Lo sé, han pasado horas y en mis últimas noches de insomnio solo existe un pensamiento que se mezclan entre los minutos echados a perder viendo cualquier imagen en la televisión. Pero de repente nada... Son las once de la noche y me amarga el saber que aún quedan demasiadas horas para el nuevo alba, para salir corriendo mientras todas esas gotas que descargan las nubes impactan en mi cara y se mezclan con mis lágrimas.
Y es en esos amaneceres cuando me dejo llevar por la brisa, por el oleaje que me azota el cuerpo y siento mi cuerpo intacto, esperándote quizá aún.
Son las noches en las que el reloj no avanza, las noches de calor en las que yo siento el angustioso frí­o, mis noches de calles vací­as. Y después de esas noches las madrugadas más amargas intentando dejarme engañar por Morfeo, suplicándole al oÃído que me lleve con él, me esconda y caiga en el olvido.
No lo he conseguido pero he intentado al menos alejar mi mente de ti, alejarme de todo pero siempre que miro a mi lado apareces tú con tu sonrisa y haces que olvide todas esas noches, todos esos amaneceres y sea cuando más desee dejarme llevar por la corriente y bañarme en esos mares que surcan tus ojos, a veces ajenos.

15 de septiembre de 2007

Querido diario: Seguimos esperando...[Día 63]

Disfruto con el hecho de contemplarte, sólo saber que estás ahí y es que no veía el momento de volverte a ver, aunque en realidad no he dejado de “verte” estos días, has estado presente cuando creía que el miedo me ganaba la batalla...¿y sabes? que tú seas mi último recuerdo antes de perder, anula cualquier dolor, cualquier miedo.
Me he torturado durante meses intentando saber qué es lo que escondes y no. Mi miedo es el no poder abrazarte ni besarte teniéndote tan cerca, que no seas lo último que vea al acostarme, no verte despertar, no ver tu nombre reflejado en mi móvil cada vez que suena, me tortura todo lo que no te dije y lo que algun día te pueda hacer sufrir, me torturan todas las horas que no paso contigo.
He intentado mostrar una de mis mejores sonrisas, mis ojos es lo que no he podido controlar, ya se sabe que ellos nunca mienten...
He tenido que pensar bien lo que quería decirte, e incluso he tenido que coger aire porque mi voz apenas tenía fuerza para salir, pero lo hice y "lo hecho,hecho está" no hay marcha atrás, no soy yo quién maneja el volante de este coche, ahora te toca a ti.
Te toca responder, escribir un sincero adiós o marcharte sin decir nada.
Yo seguiré esperando ahora con la esperanza, ambas sentadas en cualquier banco de este parque que tantas horas de sol nos regaló.

6 de septiembre de 2007

Querido diario: El dia "D"....[Día 62]

Hoy la desesperación ha venido a sentarse a mi lado, hoy comemos todos juntos; desesperación, incertidumbre, esperanza, tú y yo.
He tenido tanto miedo que no he logrado ver como los malos tiempos se quedaban atrás y se desvanecían los malos recuerdos...
El mundo se ha parado hoy y aunque estabamos todos, solo existiamos tú y yo.He tenido tanto miedo que quise morir para llevarme ese momento conmigo para siempre y no dejar que nada manchara la inocencia de tus ojos... aunque también quise vivir para poder estar siempre a tu lado y no tener que dejar de mirarte.
Y cuando he despertado de este mal sueño, la hora había llegado... y he vuelto a tener miedo...

Son las doce y miedo ha venido a acompañarme, susurra mientras concilio el sueño pero no soy capaz de descansar, me ha cogido el corazón y lo aprieta fuerte, no duele...pero me falta el aire, mis manos parecen recién lavadas y hace días que no me muevo de este cubículo...
Siento que la luz del día me ciega, pero hoy miedo me acompaña.

Y quién sabe si mañana miedo seguirá aquí....

3 de septiembre de 2007

Querido Diario: La línea que me une al universo...[Día 61]

Ya no hay mas lagrimas que gastar...
Me perdí por el camino cuando salía a buscarme por el bosque de acacias que tú me enseñaste, papá... Hoy regreso con la cabeza alta aunque perdida entre las letras que se cruzan entre tanto papel por escribir...
Cuantas palabras me callé cuando los perdones abundaban en el borde de mis labios... Y es que finalmente creo que he encontrado mi camino, el que une el silencio con un destino, que une el final con el principio... Se me acabaron los malos momentos se quedaron escondidos entre la ropa que ya no uso y con los zapatos estropeados...
Se me han gastado las suelas de tanto caminar descalza, me he sentado en el escalón y he dejado colgar las piernas intentando rozar el agua estancada por mis lágrimas aquel día... Sonríe me dice hoy el futuro, disfruta me susurra hoy el presente... olvida me grita el pasado...

Nuevos sueños que aparecen cuando aún mantengo los ojos abiertos y corro tras ellos con la intención de poderlos alcanzar...
Escribo sincera que la vida maduró el corazón que crecía en primavera y curó las heridas provocadas por el frio y duro invierno. Y es que hoy mientras me releo, una sonrisa se esboza en mi cara y me descubre un nuevo placer interior... S
e me queda cara de idiota cuando recuerdo que en tus besos me perdía y entre lágrimas decía que destrozaría tu recuerdo en pedacitos de papel y soplando sobre ellos para que se confundiesen con el cielo... E intento recomendar el repetirte una y otra vez a ti mismo que puedes no ser nada en el mundo y ser un mundo para una persona...
Y no sé como decirte que el mar no está triste para mí, que el sol ha salido en mi vida otra vez, no sé como decirte que por más que busco no te he vuelto a ver...

Porque la línea que une el día que me concibieron con el día de mi muerte es una línea recta.
Tú puedes cruzarte en mi camino perpendicularmente. En diagonal. En zig-zag. También puedes poner tu línea al lado de la mía, casi pegándose, pero no tanto como para no poder diferenciarlas. No quiero que estés encima, ni tampoco debajo, porque si no una de ella desaparecería. Si la mía desapareciera, me movería y me dibujaría en otro lugar. Si la tuya desapareciera, me costaría encontrarte y te perdería.

29 de agosto de 2007

Querido Diario: Por mi tripa....[Día 60]

Quizá es verdad que cuando estás enamorado te sientes como un niño, sientes esa adrenalina constante por salir y gritarle a los cuatro vientos que vuelve a bombear ese pequeño corazón, correr por las calles hasta que el aliento de todo el mundo se acabe, sentir que las mejillas te van a explotar, que el mundo gira al mismo compás de tus pasos.
Estar enamorado es notar fuego en la mirada cuando él está ahi, es erguirte para seguir caminando cuando tu piel roza casualmente con la suya...
Pero lo nuestro es mucho más, lo sé, porque lo nuestro es todo imaginación, porque cuando me miras me pierdo en tus oceanos, porque me basta con acariciarte la cara para saber que es lo primero que quiero ver al despertar y lo último al acostarme, porque he descubierto lo que es el cielo, el cielo es conversar contigo dos horas por teléfono y que no se me acaben las palabras, es reir al ver esas sonrisas inocentes.
Porque cuando mi vida empezó por segunda vez, lo hizo a partir de una marca de la goma de tu nariz roja en mi cara.
Y es que mi mundo es eso...todo imaginación y tú...eres tú

26 de agosto de 2007

Querido diario: Domingos sin corazones...[Día 59]

Frialdad la que recorre en ese momento mi espalda y llega hasta mis oídos en forma de canción. Una composición nueva sale de las yemas de mis dedos cuando toco cada una de las cuerdas de mi voz. El paraíso que encontré hoy lo hallo en tus labios, inquietudes las que revolotean en mi estómago con alas prestadas desde el olvido de no saber cómo actuar. Mentiras para mantenerme despierta cuando en el reloj dan las seis. Me mantengo a mitad del camino, entre ninguna parte y el olvido, me subo a este sueño y me conformo contigo.
Extravagante aroma y suciedad acumulada en el rincón de las mentiras...
El apagón del siglo en mi mente y al despertar descubro que estoy incompleta. Y releo a diario que en la vida todo cambia, va y viene el amor, y de lo que fue no queda nada...
Deseos incumplidos por la tontería de no dejarme hacer, deshago hoy sonrisas que paran el tiempo en este momento...
Y no dejo de pensar en el día que tenia tu compañía, deshaciendo la tinta entre líneas que dibujan tu cara y mi sueño...
Lo que daría yo... Ahora que vengo y voy, que mis susurros acompañan al viento en los días de poniente... me miro en el espejo he intento borrarme tus labios escuchando mi canción...
Me voy a perder en el bosque de los sauces llorones en las noches sin dormir cuando el tiempo pasa por que sí...
Domingos sin corazones y prometiéndome en el amanecer, que son olvidadas antes del amanecer y me ahogan cuando tengo sed...
Me olvido del tiempo pasado en otros labios carniceros que me hacen trizas cuando intento levantarte la voz...
Frío en las manos... y empiezo como acabo... que si no te beso se me caen los labios...

23 de agosto de 2007

Querido Diario: 1 semana, 7 días, 168 horas y 10.080 segundos... [Día 58]

Hoy no he podido caminar, diezmil ochenta segundos, ciento sesenta y ocho horas, siete días, una semana...y para mí una eternidad.
El tiempo parece haberse parado, vago intenta continuar, el paso lento de las horas me desespera y creo ver desiertos en cada rincón de esta puta casa. No hay espacio, que cuatro mil kilómetros no son nada.
Por eso yo espero, sentada, espero de pie, espero entre tus materias, entre artículos imposibles, y me desespero...
Y ¿te imaginas que desapareciese todo?, que las horas no existiesen y que tuviesemos todo el tiempo del mundo para amarnos, todo el tiempo del mundo para desnudarte, seguir aprendiendo de tí, dejar que se me iluminen los ojos cuando pronuncio tu nombre, que se ensordezcan mis sentidos y que solo estemos tú y yo.
Pero no, hoy la música puesta bien alta, para abrirme boca... Hoy, escribo cuentos para no dormir y es el insomnio el que me acecha en noches en las que la ansiedad se me acumula en el estómago pidiendo salir a gritos...
La deriva de mis lagrimas ha acabado en un invierno seco con sonrisas floreciendo tras ese sol que calienta mas de lo debido.
Sí, sigo siendo yo...La niña que se sienta en ese rincón, la que al arquear las cejas te deja ver su interior, la niña de sonrisa pícara y de ojos verdes esperanza...Niña intranquila que sigue esperando que el viento juegue con su pelo mientras la brisa le susurra al oído un quiero más de ti...
En el bolsillo con mi lista de sueños perdidos que poco a poco recupero. Dibújame un beso de esos de agua que me borre los restos de un naufragio del pasado.
Y es que hoy tengo ganas de ti...de ti...
Hoy es el día de mi vida, uno de esos días en los que al abrir la ventana en el frío Madrid puedo notar el olor del Mediterráneo que baña nuestra playa,
Hoy es uno de esos días que por más que levante la cabeza ella se empeña en caminar conmigo agachada... Los días de lluvia que pasan azotan este pequeño rinconcito en el que he creado una fortaleza y no entra ni Dios...
Hoy es uno de esos días en los que el horóscopo me recomienda subir esta montaña, y hoy es uno de esos días en los que me arrancaría el corazón a mordiscos mientras toco la guitarra escondida tras los reflejos de la luna en mi pelo...
Hoy es uno de esos días en que te pienso sin recordarte, en el que me tumbaría sobre tu ombligo a ver pasar las horas mientras me cantas la canción que un día escribimos en mis sueños usando las onomatopeyas que salían de una pasión incontrolada...
Hoy es uno de esos días en los que la cabeza me da vueltas, se me nubla el pensamiento y solo consigo imaginar tu cuerpo desnudo en tantos fotogramas colgados por mi pared que se me acelera el corazón y me falta el aliento...
Hoy es uno de esos días en que la oscuridad y tan solo la luz de una vela predomina en mi mente...
Y ya ves, hoy es solo que hoy es uno de esos días en los que desearía tenerte...

21 de agosto de 2007

Querido Diario: La espera es lo más duro...[Día 57]

Aprender a querer no esta en ningún reglamento, me he dejado arrastrar siguiendo bueno consejos y hoy estoy dispuesta a hacerte olvidar los malos recuerdos, secuestrar tus besos, y centrarme en tus sentimientos. Porque mi vida comenzó un domingo del mes de enero...
Y no puedo evitar querer más de tí, aguantar tus malos ratos, las caras largas, quiero más de tí, quiero tu ropa en mi armario y ser tu almohada, quiero mas de ti, quiero tu pelo, tambien tus labios en mi cara, quiero mas de tí, quiero tus manos en mis madrugadas y tus te quieros en mis silencios...
Apaga los miedos y destruye tus diferencias, sabes que de momento estoy aquí, impaciente aguardando a la espera de que regreses. Esperando a que me crees un presente en cualquier rincón del mundo.

19 de agosto de 2007

Querido Diario: Me gustas cuando callas porque estás como ausente...[Día 56]

Creo que la espera es lo más duro después de haberte pedido audiencia para aclarar el tema que no me deja dormir, pero es que de todas las formas en que pueda gustarte una persona, así me gustas y es que me gustas, me gusta tu forma de hablar, el sonido de tu voz, tu letra, el color de tu piel, la forma que tienes de tocarte el pelo, me gusta tu sonrisa, me gusta que recuerdes pequeños detalles, y tu perfume, tu ropa, tu nombre, y todo lo que haces y deshaces.
Quizá sea por eso que yo seguiré aquí a mi manera, a distancia o bien cerca de ti, aunque no te vea en días, en semanas, o en meses. Hazte a la idea de que seguirás estando en mi cabeza, aunque me gustes y te odie a la vez por ello, incluso, sí, aunque me enamore de otros, aunque les bese y les haga proposiciones indecentes.
Aun así, volveré a casa, y mientras me prepare la cena volveré a acordarme de ti, y de los besos que no me diste, y de todo lo que recuerdo sólo con pronunciar tu nombre.

14 de agosto de 2007

Querido Diario: ¿No puedo?...[Día 55]

No puedo idolatrarte, pero tienes en este rincón desde el que escribo tu propio altar...
No, no puedo adormecerme en tus brazos pero creo que los noto más cerca que nunca...
No puedo dormir contigo pero mi cama conserva aún tu calor, no puedo observar tu cuerpo desnudo pero sigo recreandome en él una y otra vez.
No puedo secarte las lágrimas, las guardaste en un papel. No puedo cogerte de la mano, pero llevo su marca pegada en la piel.
No puedo dejar de pensarte, de soñarte, de quererte, de agotarte con cada uno de mis pensamientos puestos en ti.

La vida no es tan díficil, que necesitamos para que el mundo enmudezca al verme cogerte de la mano, beberme tus lágrimas y abrazarme a tu tristeza calentandome al contacto de tu cuerpo desnudo....

6 de agosto de 2007

Querido Diario: Tu nombre lleva cordura....[Día 54]

Qué facil es resbalarse de la cordura o todo lo contrario...Qué bien huele la tierra las tardes que llueve y qué fácil es quejarse. Y qué bonito está el campo. Al final todos somos clientes de alguien, o de todos.Y vendedores, pero no importa, así es la vida. Antes todo era diferente y alguna vez será completamente distinto; pero no importa. Y no es cierto que los locos están fuera. Somos todos. Pero qué facil es quejarse, sentarse a dejar las horas pasar y no hacer nada. Los de nuestro tiempo, todos locos. Como seres humanos, sobrevivir. Pero lo más fácil, enamorarse de ti. Y en algun momento poner el corazón en venta, pero es más dificil dejarlo en alquiler. Qué facil es dejarse llevar por la corriente, aguantar la respiración y dejar que se nuble la vista. Y no es dificil apartar la mirada del débil, del que se esconde tras su casa de cartón. Es dificil admitir que el mundo está lleno de locos, somos todos. Qué facil es derramar lágrimas perdidas, pero no importa no se tienen en cuenta. Es dificil hablar contigo, dificil regalarte sentimientos, pero alomejor ya no tiene interés y se vuelve fácil y pierde sentido, pero sigo estando loca, como tú y todos. No estoy fuera, estoy dentro y te persigo hasta en sueños. Y yo sigo aqui, columpiandome en la cordura.

Querido Diario: Contigo...[Día 53]

Me he puesto el valor hoy por montera y me he vestido de paciencia para esperarte todas las noches. Quiero perderme en tus años de vivencias y en tu sonrisa siempre puesta, quiero que me desgastes a besos y perderme siempre en el aroma que te baña recién salido de la ducha.
He pensado muchas veces, que quiero olvidarme de todo, nadar en tus ojos y beber tu sed. Quiero sentarme a tu lado y descontar diferencias entre tú y yo, no pensar en pasados y futuros, ser simplemente presente.
Nunca me decido, quiza por la inconsciencia de tu despertar entre estos sentimientos míos, pero podría regalarte el colibrí que aletea en mi estómago cada vez que te veo venir, cada segundo que paso escuchando tu voz o cuandos tus labios parecen buscar los míos y torpes e indecisos se pierden en el camino...

31 de julio de 2007

Querido Diario: En la orilla...[Día 52]

En la arena que recubre esta orilla me perdí buscando las respuestas mas estúpidas para las preguntas menos apropiadas.
El azul de este cielo dispuso ante estos ojos las razones de seguir caminando a pesar del gris que se acercaba por el levante.
Y tiempos desde ayer hasta el hoy en día, nuestros planes juntos mejoran, engordan y culminan.
Ahora me vuelvo a hacer esas preguntas, buscando aquellas sórdidas respuestas bajo lunas rotas que crecen a media noche, después de algun furtivo beso.

Hoy jugando en la orilla de esta playa he encontrado las respuestas, que la paciencia me ha cogido por sorpresa y me hace sonreir cada día que al abrir el correo encuentro palabras tuyas.
Aclarándome la voz quizá deba reconocer que el colíbrí que aquel corazón apasionado dejó escapar anoche, ahora me llena el pecho y ahoga mi estómago cada vez que escucho tu voz.

27 de julio de 2007

Querido Diario: Para tí tengo toda la vida... [Día 51]

Aqui estoy redescubriendo el día que pueda ser hoy,
hoy no es ayer y tampoco mañana,
hoy es el día de hoy, la noche de las sonrisas que se vuelven a dibujar en cualquier intercambio de miradas, la luz que baña tus ojos y el mar que aletea alrededor de esa vieja bombilla a punto de fundir.
La sombra que provoca tu silencio está acompañada de esta luna casi polar, el frio que te acompaña se condensa cuando te acercas demasiado a mí.Hoy quise colgarme del telefono y no anhelar más tu voz, parecer lejana y mostrarte que quizá pueda ser yo la que te acompañe los días en los que el camino se ponga en cuesta, los días sin descanso celestial.
Y es que tengo un camino, una razón guardada para tí aunque no quieras verlo y entender.
Pero ahora es momento de que uses el pincel que te presté y pintes cada día que nos una sonrisas en mis labios, vistas de colores mi piel y borres cualquier marca de tristeza que oscurezca los verdes ojos que ayer empezaste a dibujarme.

23 de julio de 2007

Querido Diario: ¿Qué día es hoy? [Día 50]

El día se ha levantado pidiendo a gritos un poco de calor y mientras yo me pregunto el día que puede ser hoy:
Será quizá el día en que tus circuitos dejaron de adorarme, el día que te perdí entre los cojínes de aquel sofá (al sur del sur). Puede ser el día que me regalaste un otro diario comenzado y no acabado...Pero me embarga la tristeza y solo puedo recordar tus ojos, penetrando lo míos al compás de cualquier canción de Chaouen y no me canso...
Puede que sea entonces el día de los sueños amontonados en la almohada o incluso de las promesas sin cumplir, el día de los te quieros perdidos en la red y de las miradas que nunca tuvimos. Pero nunca supe distinguir entre besos y raices.
Reflexiono, pienso...quizá es el día en que me dijiste que me amabas, que se había acabado y la luna saldría esa noche solo para mí, el día en que mi maleta indecisa no sabía si volver o quedarse junto a ti para toda la vida...
Pero creo que tampoco es ese día hoy, no hoy por ti no lucharía.
Seguramente hoy es el día en que después de seis meses te lanzas al vacío, pruebas conmigo este juego, ignorar el día en que vivimos para ser más felices. Creo que hoy es el día en que me acompañas por la orilla de estas emociones que andan con la marea baja, el día en que ondea la bandera amarilla.
Puede que hoy sea ese día y quizá haya obviado el roce de tus labios secos y tu boca de sed justo en la comisura de los mios y puede, solo puede que yo lo haya notado y tu mirada haya hecho esquivo el día que sea hoy, perdiendome entre los días que bailan en este calendario, puede que del mes de mayo...

19 de julio de 2007

Querido Diario: Al sur [Día 49]

Los días pasan sin más y mientras el corazón se calienta bajo este sol justiciero al sur del sur, observo las horas del reloj y no pasan de las dos de la madrugada.
Te espero en cada rincón de esta vieja playa que un día bañó nuestros pies.
He planeado mil viajes junto a ti, pensamientos unísonos detras de cada farolillo de este último domingo al sur del sur.
Y es que me he dado cuenta de que me quiero perder, siempre contigo.Despues de dos años desde ese primer verano, nuestro primer verano del amor, como siempre, al sur del sur.
Y ahora en este final de andadura es cuando más me acuerdo de ti, cuando más pienso en ti y pongo sobre la mesa todas las cartas que aquel verano empezamos a jugar, las canciones que sonaron tras nuestros pasos y todas las buenas cosas que a partir de ahora vendrán.

1 de julio de 2007

Diario de un payaso de hospital


Otra vez camino del hospital, como cada lunes o jueves, con una buena carga de recursos humorísticos para los niños hospitalizados. La última vez nos encontramos con un caso de esos que no sabes por dónde empezar. Un niño con una operación en el cerebro por un tumor canceroso que le ha propiciado una fuerte deficiencia psíquica; de bajísima extracción social; abandonado por los padres en el hospital a su suerte; atado de pies y manos a la cama para que no se arranque los vendajes que lleva por todo su cuerpo exánime; con un sonido gutural lastimero que no cesa (¡es sordo y ciego, nos dice una enfermera, no os molestéis porque no se entera de nada!). Tiene once años.
¿Qué hacemos?
Se nos ocurre acariciar su piel lechosa al tiempo que hacemos sonar unas notas de armónica y para nuestra sorpresa el niño cesa en sus gemidos, ha captado que no somos enfermeras, ni médicos, ni nadie de los habituales del hospital.
Está esperando.
Seguimos tocándole un brazo y ascendiendo hacia la cara con cada nota de la armónica. Parece gustarle Llegamos hasta su oreja y al tiempo que se la apretamos hacemos una pedorreta con la boca.
¡El niño estalla en carcajadas!
¿Así que no se enteraba de nada?. Habíamos conectado. A partir de aquél momento el niño captaba cada vez que entrábamos en la habitación y se predisponía al juego.
¿Dónde está la frontera del sentimiento?
Mientras una persona está viva tiene sensaciones y hay que buscar la forma de llegar hasta ellas. El trabajo sigue su ritmo en un hospital gigante con una ocupación increíble. Muchos niños enfermos, cada uno con su problemática física y psicológica y nosotros avanzamos en este mar de dolor y estupefacción. Habitación por habitación, planta por planta, hasta acabar exhaustos seis horas después.El trabajo de payaso de hospital es una mezcla de diversos ingredientes. Coja algo de su experiencia teatral con niños, bastante de técnica de clown, algo de magia, mucha improvisación, un poco de música, mucho de psicología infantil y agítelo bien todo. Con este cóctel estará preparado para cualquier eventualidad...
Cogemos nuestros bártulos y nos vamos a nuestra casa con la marca del elástico de la nariz roja en la cara."

24 de junio de 2007

Querido Diario: Esta habitación [Día 48]

Cuando creí que te encontrarías con los zapatos que un día perdí, hoy te volví a buscar, sin darme cuenta de que seguías ahí.
Hay días que el sol no parece amanecer, días en los que la luna se hace perezosa y sigue iluminando las pocas horas de sueño que gasto y voy acumulando, quizás esperando encontrar los zapatos y guardarlas en la caja que perdí.
Y son estos días en los que veo crecer tu presencia a mi lado y me escondo yo tambien, detrás de tu coraza, la que solo muestra unos ojos llenos de vida y con un camino por seguir. Me da miedo verme aqui, verme contigo o sin ti.
Es entonces cuando me doy cuenta de que vienes por instantes sólo para calmarme, oigo tu voz aún cuando no me puedes hablar, yaces siempre cerca, aunque no te pueda tocar. A veces el tiempo nos une, encontrándonos en el cielo, no tan cerca como tus ojos ven, como aquellos horizontes concretos y lejanos, entonces son otros horizontes los que nos unen, no el de las miradas, sino mucho más allá... Tras hablar por horas y horas, vemos que sólo segundos han pasado.
Risas y llantos, penas y alegrías, arte que nos sigue uniendo, que no se queda atrás... rozas con imágenes mi mente, tiemblo por cada toque que das,
Entre nosotros no queda el argumento... en silencio... en paz.

8 de junio de 2007

Querido Diario: Tú la pluma, yo el papel...[Día 47]

Hoy me vuelvo a encontrar perdida entres estas putas cuatro paredes,
vuelves a aparecer en mis sueños y cuando amanece,
no te encuentro al otro lado de la cama, ya te has ido.
Llevo mucho tiempo buscando el mejor modo de alcanzarte
y me he dado cuenta de que no es el transiveriano.
Desisto de mi búsqueda y nado en profundos mares,
escondiendo mis tesoros porque son todos tuyos.
No dejo de pensar en el tiempo que echamos a perder,
los oídos que regalamos a extraños que no sabían nada de tí ni de mi...
Para mí nunca existió un verano que me llevase por otros derroteros,
porque en todo lo que hice siempre estabas tú...
Ahora que mi vida ha cambiado, apareces de manera difusa
y yo estoy casi segura de que no te quiero terminar de ver.
Empecé un camino, a nado junto al mar que baña sus ojos, pero nunca es suficiente.
Ahora que mi mente se aleja de cualquier pensamiento fugaz, ahora que lo que acabó parece que empieza...ya no sé si reirme o lloverte una vez más...
Puede que este sea uno de esos diarios comenzados y nunca acabados...
Aquí te dejo la pluma, yo soy el papel...

5 de junio de 2007

Nada que perder - Conchita -

Nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa
Nunca se me dio demasiado bien…

Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas, que tal me va
Quisiera ser capaz, decirte la verdad
Decirte que me va realmente mal, no te logré olvidar, ni lo intenté quizás
Quisiera ser capaz, mirarte y no temblar
Decirte que nadie me volvió a besar
No te logré olvidar, ni lo intente quizás

En lugar de eso sonrío y tiemblo
Y te cuento que ya acabé la facultad
Me puse a trabajar y me volví a enamorar…
En lugar de eso sonrío y pienso
Por que no seré capaz de decir la verdad te pierdo una vez más

Quisiera ser capaz, decirte la verdad
Decirte que me va realmente mal no te logre olvidar, ni lo intente quizás…
Quisiera ser capaz, mirarte y no temblar,
Decirte que nadie me volvió a besar
No te logré olvidar, ni lo intente quizás…

Y ahora me quedan dos opciones
Quedarme quieta o echar a correr…
Y me pongo a correr…ya que puedo perder
Verás es que no me va demasiado bien...
No te logré olvidar, ni lo intente quizás
Y me pongo a correr… ya que puedo perder
Verás es que ya nadie me volvió a besar
No te logré olvidar ni lo intente quizás…

Y ahora ya te toca a ti acabar con esta historia,
ahora ya te toca a ti decir las cosas con un punto y final
O bésame sin más….
Y ahora ya te toca a ti, ya no vale callar
Esta vez no volveré a perderte una vez más
No me voy a marchar sin saber el final

Nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa
Nunca se me dio, no demasiado bien…
Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas que…
Que qué tal me va…
Y yo ya no se, ya no se ni que… contestar

31 de mayo de 2007

Querido Diario: Ella soy yo [Día 46]

Ella aprede de la vida lo que no quiere llegar a ser.
Ella camina con la cabeza a menudo escondida entre sus recuerdos.
Ella no habla, solo sabe escuchar.
Ella no aprende y siempre vuelve a caer.
Ella suele perderse entre una simple melodía.
Ella siempre se mira en el espejo, pero no se ve.
Ella tiende siempre su mano, muchas veces la llegó a perder.
Ella no sonríe a menudo pero cuando lo hace sorprende al más lejano de sus aliados.
Ella se enamora con la misma facilidad con la que te borra de su vida.
Ella suele caminar mirando sus zapatos intentando huir de la realidad.
Ella sigue pensando en ti aunque ahora viajes en Transiveriano.
Ella es capaz de crearte un mundo y destruirlo de un simple soplido.
Ella nunca olvidó aquel amor de verano.
Ella es demasiado complicada, se traza una telaraña, se hace imposible alcanzarla.
Ella sueña con alejarse de las playas de Madrid buscando mares lejanos en los que perecer.
Ella nunca camina hacia atrás pero vive demasiado del pasado.
Ella escribe, compone y acaricia la guitarra pero nunca fue capaz de gritar.
Ella se sorprende cada día con los aleteos de aquellas mariposas olvidadas en el fondo de su ser.
Ella lo pinta todo de verde y así tiñó su mirada.
Ella escribe con esperanza, pero desespera al más lento.
Ella solo aparece...y simplemente se marcha.
Ella de nuevo podría ser yo, sí, lo soy.

23 de mayo de 2007

Querido Diario: Retazos de una vida pasada, demasiado presente [Día 45]

¿Qué más da como se defina el amor si al final del todo no lo has sentido alguna vez como simil de mariposas revolotear en tus entrañas?
Demasiados sentimientos a la vez, amistad que nos une y yo no dejo de pensar en tus ojos hoy; escucho canciones que me recuerdan demasiado a ti, intento hacer caso omiso y me siento cuál topo en su madriguera. Primera relación que no acaba en lágrimas cada noche al acostarse. Escudriñas palabras que se quedan en los dedos de las manos con un futuro incierto sin saber si llegarán hasta tus oídos. Y es que hoy sólo necesitaría tener el valor para averiguar si aquella noche, la de aquel día, nuestras miradas provocaban algo más que un simple soplido de velas. Esperaré hasta que mi paciencia le gane el pulso al valor para decirte que te voy a esperar demasiado.
No tengo intención de ponerle nombre a nuestros futuros besos, porque perdería tiempo para estar contigo, no pienso marcar un espacio de actuación tan sólo me limito a observarte, no escucho el silencio por cubrir estos instantes con palabras, no siento ni padezco...
Vuelvo, vuelvo y muero...Y desde lejos tu voz, con indicios de este adiós...
Que te niegue el derecho del perdón y la vida útil de tus pasiones para conmigo tiene que ver con el contrato que he firmado con mi corazón, indefinido con opción de alquiler y sin poder de negociación para la adquisición de acciones...
Que pensabas, ¿que te esperaría hasta el amanecer? Hoy no ha sido ese día, no;
hoy me agarré fuerte de la mano que me dá de comer...

22 de mayo de 2007

Querido Diario: Ella...[Día 44]

Hoy parece que todo esté al revés,
hoy me he caido al tumbarme demasiado cerca del suelo.
Y tú, tú que apareces cuando te hago desaparecer,
que me inundas de todos los buenos pensamientos que ayer decidí alejar.
Ahora puede que yo sea ella:
Ella camina lento, el tiempo no corre detrás suyo,
se ha propuesto llegar a la meta, aunque lo haga la última.
Ella hoy se ha pintado las mejillas del tono de sus ojos verde mar.
Ella hace que la ley de la compensación sea justa, no llora por bobadas, pero lo hace a diario.
Ella se sienta en el último asiento del último vagón, siempre esperándole a él.
Puede que sea ella la que haya barrido todas estas acera anegadas con sus pestañas por no ir mirando al frente.
Y lo más probable es que sea ella, la misma que te espera callada, que no habla por miedo y que sigue preguntandose "y si..." Sí, seguro que soy yo...o ella

15 de mayo de 2007

Querido Diario: El factor X...[Día 43]

Todos los factores que ahora me afectan, son los creados por ti.
Ahora que creía haber inventado mi país perfecto, tras varios sueños en los que tu habías marcado las fronteras ; pero hoy he levantado un muro, puede que demasiado alto como para ser derrumbado, pero esto ahora ya no depende de mi...
Esta noche volví a quedarme atrapada en la enredadera que me nubla la vista, que me limita la razón.
Puede que ya no pueda más, que tus factores externos hayan podido con todas las razones con las que pensaba hacerte feliz.
Y aunque intento recordarme que “si el destino quisiera hacer con los dos un lazo, me abrazaría a tu cintura, haría un nudo con mis brazos”, no dejo de realizar la contabilidad y tus costes han ganado a mis ingresos.
Ahora que las grietas en mis labios reflejan el duro invierno por el que pasó mi corazón, ahora que intento no pensarte, que no te sueño pero apareces en cada minuto que rodea mi reloj de cuerda...
Es más...quien me iba a decir...que podría enamorarme de ti

10 de mayo de 2007

Querido Diario: Él [Día 42]

Él camina con paso fuerte y sincero, su mirada nunca roza el suelo y seguramente es capaz de tocar la copa de cada árbol por el que pasa con una mano porque es tan grande que a mí se me antoja demasiado lejano.
Cerró sus puertas en invierno y aún esconde la llave, cierra los ojos a cada sincera palabra con lo que le defino, pero siempre es él.
Me ha clavado los ojos en alguna parte del alma y soy incapaz de borrarlos, con sus labios me ha enseñado mucho más que todos los años de colegio en solo unas horas juntas.
Él no descansa cuando cae el sol, se reinventa y me devuelve todas las sonrisas que un día le presté.
Sus pupilas me recuerdan mares lejanos, pero en ellos no me atrevo a mojarme los pies.
Sus sueños ahora se mezclan con los míos y me vuelvo demasiado loca intentando tender lo que se nos ha quedado a medias.
Él me ha confesado que no se ha mareado a pesar de estar continuamente navegando en mi cabeza, repitiendo sus frases favoritas o quizá en forma de canción...
Por que él es indefinible...
Es simplemente él
Y yo ahora te he expropiado de todos los bienes que poseías sobre mi, ya no pienso en ti...no ya no tanto.
Ahora que te tengo aquí quizás es por eso por lo que ya
no pienso tanto en ti.

6 de mayo de 2007

Alejandro Sanz - Canción sin emoción -

Quisiera haberte escrito una canción emocionante,
de esas que el abajo firmante siempre exagera.
Una canción que tus encantos elevase y, de esta vil manera,
a fuerza de fracesitas, lograr emborracharte.
Y conseguido tu despiste proceder a liarte
y hacerte creer que soy como aquel personaje,
al que di publicidad inmejorable, rima y banda sonora
y un aspecto de espontáneo a todas horas.
No hay mejor poesía que la de tu mirada,ni mejor melodía que tu voz temprana.
No hay palabras que puedan describir tu cara.
No hay garganta que pueda pronunciar tu nombre.
No hay mejor poesía que la de tu mirada,
ni mejor melodía que tu voz temprana.
No hay palabras que puedan describir tu cara.
No hay garganta que pueda pronunciar tu nombre.

Qué le digo yo a mi alma
si mi canción no está terminada,si no tiene emoción.
Quisiera haberte escrito una canción emocionante,
que empezara con un te quiero y con te quiero acabase,
que me hiciera parecer a tu entender interesante y todo,
que me diera categoría de genio loco.
Mas, no hay mejor poesía que la de tu mirada,
ni más música que cuando suspirabas.
No hay palabras que puedan describir tu cara.
No hay garganta que pueda pronunciar tu nombre.
Qué le digo yo a mi alma
si mi canción no está terminada,si no tiene emoción.
No hay más música que cuando suspirabas.
No hay garganta que pueda pronunciar tu nombre.
Si no tiene emoción.



PD: Siempre me gustó esta canción, pero creo que ahora toma forma de una manera bastante especial...

Querido Diario: El sonido del silencio...[Día 41]

Vale más callar que decir con las palabras inadecuadas lo que ahora mismo se me pasa por la cabeza, el porqué de este erizamiento de piel.
Me duele más a mi que a ti, te lo aseguro. Vivo entre la incertidumbre, entre la pesadez del temido “y si...”, de la mentira puesta en mi mente y escrita en mis labios; todo por no dejarte ir.
Escucho los consejos que me llegan cuando no quiero oír, demasiado cerca del peligro, casi rozándote la piel.
Me callo y se pierden las palabras, hoy te vuelvo a ver.
Empiezo a enemistarme con la desesperación y me pierdo de nuevo entre lo que me lleva hacia ti y lo que me aleja sigilosamente mientras no me encuentro en ningún lugar.
Se me hace todo más difícil ahora que sé que faltan más de 24h para volverte a ver.
Discípulo de lo que me quedó de una vida anterior, solo necesito saber la respuesta a esta maldita pregunta que me ronda demasiadas veces la cabeza y que esta noche no me dejó dormir, saber si es mejor así o que contigo sería capaz de pintar un nuevo camino.Y ahora me encuentro callada, esperando a que aunque sea con una mirada, se te ocurra abrirme la puerta hacia donde tu quieras, que me dejes perderme en el fondo del mar de tu mirada...

2 de mayo de 2007

Querido Diario: No sé si "Soy yo..."[Día 40]

Vuelvo a despertar entre un mar de dudas,
que se ahogan en mis sudores,
que inundan este cuerpo sin vida,
¿soy yo?
O tu que ya no estás.
Abro la puerta desvío al paraíso
y me pongo a cantar.
Fiel sintonía
amanece junto a mi,
en la punta de unos dedos frágiles de tocar,
a su lado con voz rasgada escudriña una canción mi voz.
A ti que me lo has dado todo,
por sonrisas en madrugadas difíciles,
lágrimas en atardeceres innecesarios.
Cada noche en soledad,
me acecha el frío con la mirada,
intento imaginar los días en que mis manos se perdían
en busca de aventura en un cuerpo inerte llenos de sensaciones,
cuando el aliento de tantos miles se concentraba en uno solo
y me acariciaba el cuello.
Y al cerrar los ojos de nuevo,
cuando nadie me ve,
es su rostro el que se acerca a mi memoria,
el que juega con mis labios intentando hacerlos desaparecer,
el que me roba un beso...

Podría callarme,
encerrar las palabras que te inventé
y abandonar al menos dos de mis cinco sentidos a su suerte...
Podría aprender,
no dibujar mares de emoción en los cuatro rincones de tú habitación...
Podría cegarme,
mintiéndole al pasado y ocultándome del futuro...
Podría...
incluso vivir del presente...

Muy pronto beberé de lo que me sobra mientras regalo lo que me falta,
creerme mis propias mentiras deduciendo que me falta demasiado,
prefiero ser vagabundo de las palabras si en mi travesía me acompaña ella,
casi siempre amiga fiel.
Esperaré un segundo más,
dejaré de moverme evitando la rotación de la tierra
sin perder el equilibrio por miedo quizás a perder mi corona.
Emprenderé el vuelo hacia el olvido,
en contra de todo lo vivido,
sin rumbo dirigido,
dejando atrás el camino seguido...

Se deshizo de viejas telarañas,
entre unos ojos que no se dejaban mirar por todo el mundo.
Ojos incomprendidos en un mundo relajado,
con demasiada prisa y sin mucha pausa.
Como insertada en aquel borde,
detrás de ese espejismo,
luces brillaban desde mis ojos hacia el cielo...
Intento pactar con el diablo,
el reloj sonaba sin cesar.
Un sacrificio ante un astro que reinaba en su mundo,
Mundo de sombras y silencios,
mientras sus alas se quebraban...
decidió dejarle su despedida...

Podría callarme,
encerrar las palabras que te inventé
y abandonar al menos dos de mis cinco sentidos a su suerte...
Podría aprender,
no dibujar mares de emoción en los cuatro rincones de tú habitación...
Podría cegarme,
mintiéndole al pasado y ocultándome del futuro...
Podría...
incluso vivir del presente...

Locura efímera,
que me ronda cuando tropiezo con papeles blancos,
como hojas caídas en los días más bochornosos de este otoño,
tan grisáceo y frío que se me presenta,
cuando al mover mis dedos sobre estas cuerdas consigo en la justa medida
expresar razones del corazón que la razón desconoce.
Voces eternas,
hablan de un presente imaginado
jugando en contra de un pasado soñado
Expresan como lecciones,
si te enamoras que sea de la vida,
compañera fiel desde el principio hasta el final,
asesina de tu propio destino escrito sobre papeles arrugados entre mis manos...

28 de abril de 2007

Querido Diario: Si tu quisieras...[Día 39]

He empezado a imaginarme,
durmiendo quizás junto a ti, no he podido dejar de pensar, en tus brazos rodeándome quizás, dejando volar la imaginación me he perdido en el mar que tiñe tu mirada, bañándome en la saliva que llena tus labios y ahora recorre mi cuerpo.
Imaginándome, me siento a tu vera...
Y no he dejado de imaginar, pero tengo mil razones para andarme con historias.
Cuando crees que todo se hunde siempre hay una esperanza a la que aferrarte para no dejarte caer.
Tras esa puerta de la intimidación siempre espera lo mejor de tu vida...
Ilumíname el camino hacia la distancia, hacia el éxito incomprendido, hacia la soledad sin apoyo que me brinda la misma soledad que me dejo sola...
No dejaría de pensarte en un infierno como cárcel; en un camino de espinas con los pies descalzos...
Has escrito una metáfora de mi vida en mis palmas de las manos el último día que te pude mirar a los ojos y es hoy cuando miro tus fotografías y me doy cuenta de que no hay nada mejor que estar a tu vera con la sonrisa puesta alimentándola de tu sabiduría pueril, sonrojándome cada vez que tus labios han rozado los míos...
He de confesarte que me encanta oírte cuando estás callado, buscarte en las sombras de la inmediatez y mirarte a los ojos cuando aún están cerrados; pierdo el control cuando cogemos el objetivo y retratamos nuestras vidas en fines de semana perdidos y cercanos puede que a los pies de una chimenea en ascuas, subtitulamos nuestras conversaciones para hacernos entender y se te olvida devolverme el beso de buenas noches al legar el amanecer detrás de tus cortinas.
Y te escribiría canciones para encontrar el botón de tu felicidad en ocasiones en off que te hace desaparecer y encontrarte debajo de la colcha que elegimos a la vez.
Me bastó un minuto para saber que sin ti la vida no sería igual.
Aprendí de ti al enseñarme a sentir como sienten las mariposas traicioneras que se han escapado del armario donde guardamos nuestras historias y sonrisas en común.
Pero quizás no quiera seguir imaginando, quizás el miedo a imaginar me haya frenado los pies, quizás...
Y puede que no exista nada en especial, que solo sea mi imaginación, pero hace tiempo que la dejé volar y ahora a pesar de estar cansada, es incapaz de parar.
Hoy me he vuelto a imaginar.

25 de abril de 2007

Querido Diario: El tren del olvido [Día 38]

Con vergüenza para seguir escribiendo he pensado mil veces en abandonarlo todo, muchas veces he pensado en esconderme donde siempre he soñado para que ni tú, ni tú, ni tú (señalando con el dedo índice) me podáis encontrar...
Hoy ha sido un mal día para empezar mi nueva vida, un mal día para encontrar mi camino.
Lo peor de las noches sigue siendo la oscuridad aunque a ésta le sumo el llanto silencioso bajo la almohada del pensamiento infiel.
No, no puedo echarte la culpa a ti porque eso sería quitarme la que yo tengo y es que tú no llegaste para ahogarme en el vaso de agua que llenaban mis lágrimas después de cada palo, simplemente fuiste esa última lágrima, la que más dolió, la que más duró.
Conversaciones a solas conmigo misma en el mismo cuarto que me vio crecer.

Agarro mi micrófono de cartón piedra y con la música a un volumen ensordecedor me pongo a cantar para apagar mis penas.
Y pienso que quizás hoy sí es un buen día, un buen día para volver a levantar la cabeza y dejar de ir barriendo las calles con las pestañas y cubriéndome de mierda hasta las cejas.
Estaba escribiendo nuestra carta de despedida y oí el pitido del tren del olvido que venía a buscarme, encima de mi mesa estaba el billete con destino a ninguna parte y caducidad infinita.
Hoy en la mañana el agua de la ducha salía fría y limpiaba lo poco que quedaba de ti en este corazón...

Haciendo caso omiso a tus palabras te he subido en ese tren, que aunque lleva velocidad media, te llevará lo más lejos de mi lado...

22 de abril de 2007

Querido Diario: Estrecho [Día 37]

Uno, dos y tres,
amanece el cielo del revés,
y tu hoy naciste,
te bautizaron con hambre,
te apellidaron miseria.

¿Sueño concedido?
tierra de nadie,
arrolladora soledad,
sol justiciero,
piel bañada de sal.

Negra mirada cada madrugada
como negra es su piel y destino.
Destierros involuntarios,
infiernos impensables.


Amanecer hacia la beta prometida,
tras su sueño que persigue
en barquita de papel,
demasiado largo el estrecho,
demasiadas vidas llevó.


Horas incestuosas,
gotas de sudor
mezcladas entre las lágrimas
más amargas por llorarle a quién no llegó.

Pese a la tormenta,
ha vuelto a sonreír,
aguarda su vida escondida,
sin derecho a volver,
la ilusión persiste en las manos
hundidas bajo pequeños bolsillos
llenos de viejos recuerdos...


Amanecer hacia la beta prometida,
tras su sueño que persigue en barquita de papel,
demasiado largo el estrecho,
demasiadas vidas llevó.
Deshecha su inocencia,
retazos en papel,
dice quién lo ha visto,
que aquel día, volvió a nacer
pese a no saber contar hasta cien,
ahora navega entre millones de penumbras...

Viviste con la palabra precintada, no te fiabas ni de ti...


Amanecer hacia la beta prometida,
tras su sueño que persigue en barquita de papel,
demasiado largo el estrecho,
demasiadas vidas llevó.


La voz de la nostalgia,
como eco resuena en tu mente,
sobrevives a los mares mas salvajes
y es el amor lo que te mata poco a poco.

Y son los ojos,
bajo cuencas hundidas,
los que brillan cuando no ha salido el sol,
los que secan lágrimas por aquel que nunca llegó...

Pero ahora duérmete, que es todo mentira...




[Primer Premio XVIII Certamen Literario Villa de Loeches 2007]

19 de abril de 2007

Querido Diario: Hoy no llueve [Día 36]

Enfrentarme a un papel en blanco con palabras rondando en la mente, mente perturbada por el silencio de mis actos en cada paso atrás que da una vida entera, que nace y vuelve a morir y se reencarna en la misma vida en cada instante.
Mis palabras no hablan de lo cotidiano, no puedo hablar de sueños ni de las pequeñas cosas; las mías son sólo fieles reflejos de un amor perdido y desmesurado, de la muerte repentina de un corazón herido, de pájaros sin alas porque han sido robadas por un alma desolada que desea volar lejos, hablan del olvido del yo mismo sin documentos y de los ojos cerrados con lágrimas ardientes resbalando por mis mejillas, hablan de mis famosas mariposas moribundas que se esconden en mi estómago para no salir nunca, para ser mas franca, nadie piensa en ti como lo hago yo...
Cielos grises cansados de una juventud robada de debajo de las sábanas de franela de la cama de la vecina.
Y confieso, aunque no por gusto que en estas últimas horas he visto tu cara reflejada en el espejo cada vez que me he asomado en él, en cada ventana del vagón que pasaba a su velocidad por delante de mi frente, en cada sirena que sonaba ahogada en ese amanecer...

Quizás es porque me encantaría ser como una fuga de agua en una vieja tubería... que un día
derepente estalla y arrastra consigo todo lo que hay en su alrededor.

17 de abril de 2007

Querido Diario: Te mentiría...[Día 35]

Te mentiría para no alcanzar el último rayo de sol, ese que alumbra demasiado y al que anoche le dimos las gracias.
Me mentiría si con ello consiguiese ser feliz...
Me urge la vida deprisa y quizás del revés.
Te mordería la mirada con cada paso cada vez más cerca que das...
Me desenfoco cada día un poco más y tras las lentes de la locura me encuentro una vez a la semana, siempre tras de ti.
Lo que soy hoy es la mitad de lo que fui ayer.
Y vuelvo a mentirte...
Te miento si te digo que nunca pensé en tu abrigo, si mis manos nunca fueron ladronas de un par de centímetros de tu piel.
Pero no me atrevo a confesar que he perdido la cabeza, que no me encuentro en ningún lugar y me creo mis espacios en círculos vacíos ahora que estás aquí.
No llega el momento, no encuentro el lugar, no es la hora exacta y quizás tampoco tu y yo... Pero me sobra todo eso, porque hoy me he puesto el disfraz de paciencia y si el tiempo corre en mi contra me sentaré a esperarte.

13 de abril de 2007

Querido Diario: El camino que no alcanzo...[Día 34]

Nunca he sido tan consciente del movimiento del mundo como ahora que camino tras de ti. Nunca había parado las horas para servirte en bandeja de plata mi corazón.
He vuelto al ayer, cuando no era yo, cuando intentaba ser un yo irreal y me he dado cuenta de que aquello terminó.
Debajo de este arco iris se encuentra quién quizás un día fui o no...
He vuelto a sentir miedo al infinito, me he parado en seco frente a esta pared, pero allí no estaba yo.
Que desde que no me asomo al precipicio, los colores han llenado este mundo que amanecía en blanco y negro.
Otra noche más que me pierdo en la inmensidad del mar que me revelan esos ojos tuyos, otra vez el miedo que me ahoga, otra vez la incertidumbre y no saber que baldosa pisar... Porque si quisiera ahogarme lo haría en tu mar.
Se vuelve a abrir la veda, temporada alta, tiempos nuevos y ninguna solución.
Sigue ese camino difuso entre el sentir de mi esperanza y la realidad que se me anuda en el pecho y hoy casi me ahoga al ver que quizás tú no estás.
Ya sé que el pasado nunca vuelve, pero quedan cicatrices y en este nuevo viaje necesito creer y empezar desde el fin. Ya sabes que cuando más débil es el recuerdo yo más te gritaría en silencio
Me planteo una apuesta demasiado fuerte... y se me derriten los labios al pensar en ti.

9 de abril de 2007

Querido Diario: Una nueva ilusión...[Día 33]

Que incertidumbre pesada encuentro debajo de cada paso mal dado. Que locura la que me invade cuando intento no pensar en ti...
Los últimos días en mi camino particular han sido tan intensos que he tenido que bajarme esta noche del mundo para no marearme.
¿En qué momento la mente deja de volar?
Hoy es el día de la duda, de la incertidumbre de pensar por dónde ha de seguir el camino. Me he descrito una y mil veces las escenas que aún no he vivido contigo y siempre he despertado en el mejor momento. No te cuento los segundos...
No sabría si parar el tiempo o seguir el curso del mismo como el río por el que me noto bajar, en plena época de deshielo.
Me siento palidecer y en el espejo en el que me reflejo solo consigo ver tus ojos que me descifran la inmensidad del mar. Aunque las ilusiones sean parte de mi andadura y lo que signifique se quede ahí sin más...esta noche he decidido borrar cada recuerdo maldito que guardé en el cajón, me emociono viendo los reflejos de tu ser en mi vida y decido seguirte, aunque me esté equivocando, merece la pena intentarlo...

3 de abril de 2007

Querido Diario: Madre...[Día 32]


Vuelvo a estar allí,
allí donde nada tiene sentido,
tras la imagen,
muchas veces el tiempo pasado,
cuando yo no era nadie aún
y ahí estabas tú.

He cerrado los ojos una y mil veces,
he sentido cada latido de tu corazón,
creo que he vuelto a nacer.

Te he mirado a los ojos por primera vez
he visto las lágrimas que los llenaban
y mi reflejo casi perenne en ellos.

He descubierto el sonido de tu voz,
la calma y serenidad,
me he descubierto pensando en ti,
como tu lo hacías en mi,
incluso antes de no ser nadie.
He nadado entre los mares de tu ombligo,
He bebido, y tú has calmado mi sed.

Habría detenido el tiempo,
el viernes, viernes soleado,
no, hoy no es abril,
puede que sea mayo.
Yo hubiese preferido no saber la realidad,
vivo mejor sin saber la verdad.

Cadenas y palabras
y en la lengua, un huracán.
No sabría empezar,
ni siquiera sé como terminar,
profundo el miedo al que me enfrento,
como profundo el mar por el que me pierdo.

Pánico a la oscuridad infinita,
sudor al pensar que te me escapas de entre las manos.

Te he mirado a los ojos por primera vez
he visto las lágrimas que los llenaban
y mi reflejo casi perenne en ellos.
Volaba, volaba y lo hacía contigo.
Sólo contigo,
un ser especial mamá,
una conversación,
una sonrisa,
increíble el sentimiento,
volando junto a ti...pero es esa herida,
esos pensamientos,
esas frustraciones las que me devuelven a la fría realidad,
que me empuja a poner los pies en la tierra.
Tengo en mente la imagen de ese amor frustrado,
como la gravedad,
el "hombre gravedad”...

Te he mirado a los ojos por primera vez
he visto las lágrimas que los llenaban
y mi reflejo casi perenne en ellos.

Que sé que sólo si quiero, puedo...
Pero no tengo esperanzas de poder,
y vuelvo a tenerte miedo,
y siento la gravedad sobre mí
haciéndome ver la vida de una manera distinta...
química dicen, o destino....
nunca estamos solos,
siempre están los amigos,
alguien especial...
una luz y sé mamá que esa luz eres tú.

31 de marzo de 2007

Carlos Chaouen - No me canso -

No me canso
Estoy desnudo al amaneceren este último piso abuhardillado

No sé si ponerme a 100o darme una tregua en el lavabo
No tengo dinero para el tren que me lleva a tu barrio

Necesito aire en el pulmón del cielo de tus labios.
La ventana ha cedido al sol que me aporta calor y algo de pena

No queda nada de alcoholquién fuese Cristo en la última cena.
No sé si mandarte una postaltatuada de ilusiones. O alucinarme un carnaval lleno de pasodobles.


Mi corazón babea a popa. No se donde esta mi ropa la habré perdidojunto al miedo.
No me canso de quitarme el sombreroCuando llueve por mojarme las canciones

Y no me daré cuenta en esta puta vida que

Lo que yo quiero es rellenar tus rincones
No me canso de mirarte la cara

No me canso de vivir en escenarios

Y no hay más adversarios que nosotros de espalda, que el amor son tres flores que se riegan a diario.
Las pupilas ya sacian su seden el veneno de la enredadera

Invento el color también de las vocalescon sabor a fresa.
Visita la tarde leve, azul, ángel de luz de cárcel. La mar arde y no estás tú, y se hace menos tarde.
La ventana prescindió del solque va de migración hasta mañana. Ya llegó la ansiada luna que nunca nos evita las miradas.
Hay un paraíso en cada piely un dios en cada hombre, Yo sigo poniendo en el sofá cojines de canciones.
Mi corazón babea a popa...

Pd: Uf...ya estoy contando los días para ir...

Querido Diario:Algunas Canciones [Día 31]

Sólo me han bastado tres acordes para empezar a sonreírte,
la melodía casi me embriaga
y el sonido de tu risa demasiado cerca de la mía a llegado a nublarme la visión.
El frío de mis manos delataba sorpresa,
el de tu cuerpo se convertía en emoción.
Lo expectante de la noche,
casi seguro,
tu y yo...
Y de repente volvió a sonar mi canción,
has clavado tus ojos en los míos,
yo intentando ahuyentar a la razón...
He de confesarlo casi sin remordimiento,
aunque mañana la resaca de estos litros de agua hallan borrado los recuerdos difusos de la noche, demasiado oscura pero a tu lado;
que lo único que me hubiese cautivado habría sido el calor de tus labios.
Ni demasiado cerca ni tan lejos, en silencio y alzando la voz...
Quizás ahora yo podría entonar alguna canción.

23 de marzo de 2007

Tontxu - Risk-


Que aburrida esta tarde tan gris

no apetece salir,

llueve ahí fuera

el verano pasó como un rayo de luz

montado en bicicleta...

Hoy no hay nada que hacer

que escuchar ni que ver

una tarde cualquiera.

El otoño llegó con su alfombra marrón

tendida en las aceras...

y el teléfono suena por fin

dos amigos y un plan para mi

y además una amiga

que quiere también venir.

Una partida de risk,

un trivial un parchís

conquistaré tu país

montones de preguntas sobre ti

mezclar tus fichas con las mías

bajo la mesa

tramposas tus caricias...

Y aquella tarde tan gris

se llenó de color

nos hicimos amigos.

Y el invierno pasamos pidiendo

objetivo, estrategia, respuesta y quesito...

Después llegaron las citas

los parques, los cines

quedar como amigos.

Y en primavera lancé mis dados

salieron seises y nos besamos...

Y ahora en tardes así

nos juntamos los cuatro

llamamos a amigos

recién separados

y en un periquete

les vemos casados...

Una partida de risk,

un trivial un parchís

conquistaré tu país

montones de preguntas sobre ti

mezclar tus fichas con las mías

bajo la mesa

tramposas tus caricias.

Pd: Cómo se que te gusta, te dedico esta canción que me encanta...

"Lejano el Estrecho"

Amanecer hacia la beta prometida,
tras su sueño que persigue en barquita de papel,
demasiado largo el estrecho,
demasiadas vidas llevó...

10 de marzo de 2007

Querido Diario: El Circo de la vida [Día 30]

Con los ojos cerrados imaginas el lugar más feliz del mundo y allí quizás este él y de su mano la sonrisa. Con tres líneas escribes el futuro intentando olvidarte de un pasado indecoroso y casi sin razón.
Vuelves a cerrar los ojos y allí vuelve a estar, hoy es tu día te repites y lo ves avanzar. Con torpeza tropiezas con el marco que encuadra tu vida, quizás sin alicientes y con perspicacia acercas a tu cabeza el martillo que te hace reconocer que la vida es más que eso.


Las horas se paran cuando cruzas la puerta y ves el brillo de cada sonrisa reflejada en tus ojos sabiendo que ni diez horas de sueños conseguirían lo que ahora mismo vives. Participe del olvido y de la mejor enseñanza de la vida: la felicidad.
Perdido entre las risas que te ensordecen y el calor que te hace desvariar comienzas el día más esperado de la semana, intentas recordar tu vida anterior pero hay algo que te lo impide, quizá es la nariz que entorpece tu camino, pero te das cuenta de que en realidad son todos esos buenos momentos los que te han hecho olvidar cualquier segundo bajo la manta aguantando la rabia y las ganas de llorar.
Si tu tiempo es oro, o eso dicen, para mi ya no.
Un significado que no se encuentra en ningún diccionario, una palabra aún por descubrir...

Me había sentado a reflexionar pero las horas se me han vuelto a parar. Puede que el destino esté escrito aunque no el camino que lo conforma.
El sentimiento más bonito del mundo, abres bien los ojos porque no te lo crees y te imaginas al otro lado de la habitación, te observas y ves que el destino te ha llevado hacia este lugar, donde cada día de descansos celestiales te vistes de misión con colores inimaginables y tomas como arma la sonrisa.
De bien nacidos es ser agradecidos y cuando la voz se calla son mis dedos los que intentan definir todo lo que nunca he conseguido descifrar, que la vida se torna ilusa y todo lo que hemos creado significa demasiado para mí. La vida te cambia y cambias tú también.
Gracias por haberte cruzado en mi camino.

5 de marzo de 2007

Conchita - Nada que perder -

Nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa. Nunca se me dio demasiado bien… Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas que tal me va.

Quisiera ser capaz, decirte la verdad, decirte que me va realmente mal, no te logré olvidar, ni lo intenté quizás. Quisiera ser capaz, mirarte y no temblar, decirte que nadie me volvió a besar. No te logré olvidar, ni lo intente quizás.

En lugar de eso sonrío y tiemblo. Y te cuento que ya acabé la facultad, me puse a trabajar y me volví a enamorar… En lugar de eso sonrío y pienso por que no seré capaz de decir la verdad, te pierdo una vez más...

Quisiera ser capaz, decirte la verdad, decirte que me va realmente mal no te logre olvidar, ni lo intente quizás… Quisiera ser capaz, mirarte y no temblar, decirte que nadie me volvió a besar... No te logré olvidar, ni lo intente quizás…

Y ahora me quedan dos opciones: quedarme quieta o echar a correr…

Y me pongo a correr…ya que puedo perder, verás es que no me va demasiado bien... No te logré olvidar, ni lo intente quizás.

Y me pongo a correr… ya que puedo perder, verás es que ya nadie me volvió a besar. No te logré olvidar ni lo intente quizás…

Y ahora ya te toca a ti acabar con esta historia, y ahora ya te toca a ti decir las cosas con un punto y final o bésame sin más….

Y ahora ya te toca a ti, ya no vale callar...

Esta vez no volveré a perderte una vez más, no me voy a marchar sin saber el fina,l nunca se me dio demasiado bien poner las cartas sobre la mesa, nunca se me dio demasiado bien…

Y ahora nos volvemos a encontrar y me preguntas que…

Que qué tal me va… Y yo ya no se, ya no se ni que….. contestar

3 de marzo de 2007

Querido Diario: Cuanto tiempo hemos pasado...[Día 29]

No sabía que llegaría hasta este punto, no, quizás nunca lo intuí, reversa mi lógica e inversa la nueva luz de este día que me despierta haciendo su función de despertador.
Apaga la voz y calla la luz que hoy cada uno sigue su camino y los veranos nos llevaron por otros derroteros... Y me oigo decir que cada día que pasa te hago un funeral en vida, lo cierto es que yo te incineré.
Te hago un favor si te confieso que en mis libros de notas, las hojas en las que aparecían retazos tuyos ahora cogen polvo en cualquier caja del armario bajo unos zapatos casi sin usar, allí donde mi madre no alcanza a descubrir los secretos que ni tu ni yo declaramos.
Que la luz que vislumbro a través de esta ventana se ha colado entre las sábanas con un tímido reflejo en una piel dorada por los intensos días de sol de este verano. No hay nostalgia peor que añorar aquello que se nos quedó en el tintero, lo que nos tatuamos en el pecho y cada día avanza más hacia el corazón.
Las vueltas que da la vida siempre se complican a medida que las horas se acumulan en los párpados y dan salida a las lágrimas amargas de alguna despedida furtiva, alguna mirada esquiva. Se nos acabo el verbo y la conversación, se agotó la saliva después de aquella noche de placer...Las palabras han decidido no hacer hincapié y ahora el arrepentimiento asoma junto al nudo que no deshago bien cada vez que cuelgas al otro lado de la línea recta, creo ver, que nos une o nos separa...o quizás todo a la vez.
Mi musa no eres tú, mi musa duerme agarrada al espacio y al silencio de su habitación, es la que se sienta con el respaldo recto y mira de reojo al abandono que le rodea cuando me pide que le cante una canción. Y me encuentro en un continuo, mi, me, conmigo sin salida.
Las esperas se hacen eternas cuando no alcanzo el autobús y el momento en el que me evado de estar aquí desaparece junto a mi musa, su espacio y silencio y mi continuo mi, me y/o conmigo.