6 de octubre de 2007

Querido Diario: Una semana...[Día 66]

Lo reconozco, llevo mas de cinco dias encerrada en estas cuatro paredes pensando al menos tres veces al dia en ti.
Empiezo a acostumbrarme, a no tenerte veinticuatro horas diciendome lo mucho que me quieres, no verte dormir y no sentir tus manos frias cuando volvemos de cualquier rincón en el que solemos perdernos, el olor despues de la ducha, las tardes en el sofa jugando con los pies.
Te confieso que se me hace demasiado dificil mirar las fotos que guardo y que a todo el mundo enseño.

Sigo pensando que todo puede cambiar, que no decir nada no significa nunca un no, aun queda esa esperanza y cada vez que suena Tontxu en el movil vuelve a dar un vuelco el corazon, siguiendo el compas de los latidos acelerados y el pulso nervioso que me limita la vision del boton de descolgar.
Aqui todo sigue igual, aunque pasen los dias y no te vea, aunque las horas se pasen a velocidad del rayo cuando tumbada en la cama me pierdo entre nuestros recuerdos esperando el dia que vengas a tumbarte a mi lado y decirme que no me equivocaba.

4 comentarios:

joss dijo...

La esperanza es lo ultimo que se pierde y de un momento a otro la vida puede dar un giro de 180 grados,suerte.

Sergiete dijo...

Sal, y piensa al aire libre... no decir nada significa mucho, el silencio vale mas que las palabras, y todo se muestra con las acciones. Las palabras sólo valen para escribirlas.

Saaaaludoooos

pilar dijo...

Hoy me he levantado dando un salto mortal....
dando volteretas he llegado al baño y he dado buenos días a mis padres y hermanos... porque hoy... de hoy no pasa... que voy a pasrmelo bien,... voy a pasarmelo bien... muy bien, muy bien, muy bien...

HOMBRE G

Arcadia dijo...

He caído aquí por casualidad, saltando de blog en blog, y me ha gustado mucho lo poco que he visto del tuyo...

Volveré a menudo, si me dejas claro...