22 de octubre de 2007

Querido Diario: Tiempo...[Día 68]

A veces me tachan de fría y calculadora, hay quien dice que tengo el corazón guardado en una cajita y que para llegar alli hay que batallar con dragones, que el fuego en mi se apagó y que tengo una vida que se reduce a la precisión.
Pero para mi no es fácil ahogarme en mis propias lágrimas, sentirme más perdida que mi misma mirada, caer en un vacío que nunca deja de profundizarse, sentirme muda ante la adverdsidad. Yo, que me muero en mi propia oscuridad, esa que he creado a causa de todas las puñaladas que me dieron durante un cierto tiempo, o quizás, que me di yo misma sin dejar de infravalorarte. Puñaladas, inolvidables y que todavía me desangran. Y entonces siento miedo, tanto que no puedo parar de temblar. Tiemblo y me impide pensar, inmovilizada no puedo articular palabras de ayuda, ni si quiera tengo la posibilidad de alzar mis brazos para coger la cuerda y subir por ella hasta llegar a la luz del final del pozo en el que me encontré.
Yo y mi yo, todo milimetrado, cada segundo de mi vida, cada meta por conseguir, cada sueño por alcanzar, todo. Supe que estudiaría, sé en que trabajaré, en que gastaré mis tiempos libres. Siempre supe en qué ciudad terminaría viviendo, con quién viviría. Siempre he querido conocer mundo, viajar y disfrutar de los sabores de nuevas culturas, vivir la misma estación durante los tresciento sesenta y cinco días que completan un año. Sé lo que quiero tener y lo que no estoy dispuesta a aceptar...
Por eso, también sé que no quiero aferrarme a nadie, no quiero enamorarme, no quiero tener que depender de "mi otro yo", de sus besos, no quiero bajarme en aquella estación y dejar que el tren parta sin mí. No quiero que nadie me haga replantearme mi futuro...
Y yo que lo tengo todo milimetrado y perfectamente calculado...me he dejado llevar por la deriva, me he perdido entre las nubes de tu pelo y todo aquello que tenia milimetrado se ha quedado en aquel tren y yo en aquella estación, todo por ti, porque tú, rompes los esquemas de mi vida, desbordas de su cauce todas mis decisiones, desencajas cada pieza que coloqué en el puzzle de mi destino... Yo ya no sé quién soy

6 comentarios:

pilar dijo...

Te voy a decir yo quien eres muchachita (y si no te fias de mi, haces una encuesta).
ees la muchacha de la sonrisa triste , antes el payaso de colores con parentesis gigantesco siempre hacia arriba. La nena que aprobó en Septiembre y que soñó con el regreso desde Egipto de un amor, que como tantas cosas en la vida, falló. Y qué?? Que me encuentro una acera manchada de pestañas que se han caido con las lágrimas derramadas y una niñavestida de verde que se pregunta cual es el camino ahora. Es una peli, como yo digo; dramicomedia: seguro: Tu eres la protagonista de tu historia y siempre, siempre hay que intentar conseguir el Oscar (como sigas en el sofá) no te van a dar i el Goya español; y t´ju eres de Oscar; lo sé. Así que como te cantaria Amaya (de La Orja de V. G);"despierta ya, olvidalo, aquello nunca sucedió solo fue una ilusión".
Sobrevivé y después de sobrevivir ponte a correr como una loca poara recuperar unas cuantas tardes de éstas

Un besazo XXL
Pilar

eFe dijo...

nunca estuve muy segura de quien era yo
ni de lo que quería

jamás hacía planes con demasiada antelación


lo unico que siempre supe es lo que no quería, lo que no me gustaba, lo que no haría

Anónimo dijo...

Momentos ideados que un día se perdieron en aquel andén en el que por fin dejastes de pensar, sólo, en todo lo realacionado a la palabra, tú-

Para jugar con un 'nosotros' ó 'él'.

Nuevas decisiones están esperando a que tú conjugues con sus letras, que juegues con sus motivos..., que le des un sentido a la sin razón.

En definitiva...

Comenzar a vivir, lo que en el fondo. Siempre has deseado.

Porque tú lo vales, morena.

Porque tú, eres espesiá.


Miss.

La Luna gata dijo...

No te sientas mal. Adopta un humano. Como yo. Se pasan las horas dándole de comer y diciéndole donde tiene que poner la ropa. La única en casa que vive de verdad soy yo. Me asomo a la ventana cada noche y aprecio el verdadero valor de la luna que nos vigila. Mientras tanto mi humano pierde su vida durmiendo. Si tuviera el cerebro como es debido haría lo que yo. Disfrutaría más de la vida y dejaría las necedades para los gatos.

Lametazos

noe dijo...

sigues transimitiendo tanto como siempre, escribes precioso...

pilar dijo...

GUAPA!!!
No sabemos nada de tí...
entro cada dia con la esperanza de leer algo nuevo.. pero nada...espero tu inspiración como agua de Mayo.

Un beso gigante
PILAR