25 de septiembre de 2007

Querido Diario: Todas estas noches....[Dia 64]

Lo sé, han pasado horas y en mis últimas noches de insomnio solo existe un pensamiento que se mezclan entre los minutos echados a perder viendo cualquier imagen en la televisión. Pero de repente nada... Son las once de la noche y me amarga el saber que aún quedan demasiadas horas para el nuevo alba, para salir corriendo mientras todas esas gotas que descargan las nubes impactan en mi cara y se mezclan con mis lágrimas.
Y es en esos amaneceres cuando me dejo llevar por la brisa, por el oleaje que me azota el cuerpo y siento mi cuerpo intacto, esperándote quizá aún.
Son las noches en las que el reloj no avanza, las noches de calor en las que yo siento el angustioso frí­o, mis noches de calles vací­as. Y después de esas noches las madrugadas más amargas intentando dejarme engañar por Morfeo, suplicándole al oÃído que me lleve con él, me esconda y caiga en el olvido.
No lo he conseguido pero he intentado al menos alejar mi mente de ti, alejarme de todo pero siempre que miro a mi lado apareces tú con tu sonrisa y haces que olvide todas esas noches, todos esos amaneceres y sea cuando más desee dejarme llevar por la corriente y bañarme en esos mares que surcan tus ojos, a veces ajenos.

2 comentarios:

pilar dijo...

Preciosa un beso super grande en mitad de tu moflete derecho que te cargue de energia nueva rapidamente
MUAKA!!!!!!!!!!!!!
Pilar

eFe dijo...

hay noches que nunca acaban ...


y son tremendas