27 de julio de 2007

Querido Diario: Para tí tengo toda la vida... [Día 51]

Aqui estoy redescubriendo el día que pueda ser hoy,
hoy no es ayer y tampoco mañana,
hoy es el día de hoy, la noche de las sonrisas que se vuelven a dibujar en cualquier intercambio de miradas, la luz que baña tus ojos y el mar que aletea alrededor de esa vieja bombilla a punto de fundir.
La sombra que provoca tu silencio está acompañada de esta luna casi polar, el frio que te acompaña se condensa cuando te acercas demasiado a mí.Hoy quise colgarme del telefono y no anhelar más tu voz, parecer lejana y mostrarte que quizá pueda ser yo la que te acompañe los días en los que el camino se ponga en cuesta, los días sin descanso celestial.
Y es que tengo un camino, una razón guardada para tí aunque no quieras verlo y entender.
Pero ahora es momento de que uses el pincel que te presté y pintes cada día que nos una sonrisas en mis labios, vistas de colores mi piel y borres cualquier marca de tristeza que oscurezca los verdes ojos que ayer empezaste a dibujarme.

1 comentario:

Sergiete dijo...

¿Hace falta repintar algo tan hermoso?

No se me ocurre nada más que poner, breve pero intenso, je, je, je.