23 de agosto de 2007

Querido Diario: 1 semana, 7 días, 168 horas y 10.080 segundos... [Día 58]

Hoy no he podido caminar, diezmil ochenta segundos, ciento sesenta y ocho horas, siete días, una semana...y para mí una eternidad.
El tiempo parece haberse parado, vago intenta continuar, el paso lento de las horas me desespera y creo ver desiertos en cada rincón de esta puta casa. No hay espacio, que cuatro mil kilómetros no son nada.
Por eso yo espero, sentada, espero de pie, espero entre tus materias, entre artículos imposibles, y me desespero...
Y ¿te imaginas que desapareciese todo?, que las horas no existiesen y que tuviesemos todo el tiempo del mundo para amarnos, todo el tiempo del mundo para desnudarte, seguir aprendiendo de tí, dejar que se me iluminen los ojos cuando pronuncio tu nombre, que se ensordezcan mis sentidos y que solo estemos tú y yo.
Pero no, hoy la música puesta bien alta, para abrirme boca... Hoy, escribo cuentos para no dormir y es el insomnio el que me acecha en noches en las que la ansiedad se me acumula en el estómago pidiendo salir a gritos...
La deriva de mis lagrimas ha acabado en un invierno seco con sonrisas floreciendo tras ese sol que calienta mas de lo debido.
Sí, sigo siendo yo...La niña que se sienta en ese rincón, la que al arquear las cejas te deja ver su interior, la niña de sonrisa pícara y de ojos verdes esperanza...Niña intranquila que sigue esperando que el viento juegue con su pelo mientras la brisa le susurra al oído un quiero más de ti...
En el bolsillo con mi lista de sueños perdidos que poco a poco recupero. Dibújame un beso de esos de agua que me borre los restos de un naufragio del pasado.
Y es que hoy tengo ganas de ti...de ti...
Hoy es el día de mi vida, uno de esos días en los que al abrir la ventana en el frío Madrid puedo notar el olor del Mediterráneo que baña nuestra playa,
Hoy es uno de esos días que por más que levante la cabeza ella se empeña en caminar conmigo agachada... Los días de lluvia que pasan azotan este pequeño rinconcito en el que he creado una fortaleza y no entra ni Dios...
Hoy es uno de esos días en los que el horóscopo me recomienda subir esta montaña, y hoy es uno de esos días en los que me arrancaría el corazón a mordiscos mientras toco la guitarra escondida tras los reflejos de la luna en mi pelo...
Hoy es uno de esos días en que te pienso sin recordarte, en el que me tumbaría sobre tu ombligo a ver pasar las horas mientras me cantas la canción que un día escribimos en mis sueños usando las onomatopeyas que salían de una pasión incontrolada...
Hoy es uno de esos días en los que la cabeza me da vueltas, se me nubla el pensamiento y solo consigo imaginar tu cuerpo desnudo en tantos fotogramas colgados por mi pared que se me acelera el corazón y me falta el aliento...
Hoy es uno de esos días en que la oscuridad y tan solo la luz de una vela predomina en mi mente...
Y ya ves, hoy es solo que hoy es uno de esos días en los que desearía tenerte...

6 comentarios:

Sergiete dijo...

Yo he conseguido que las horas desaparezcan, sin embargo no he conseguido tener todo el tiempo del mundo... pero siempre, eso sí, la música bien alta, para animar el alma, para silenciar el tic tac del puto reloj, para no oír el batir de alas del colibrí y vivir mi alma y yo en paz, siendo conscientes de que no hay posibilidades, pero acordando seguir sintiendo lo mismo. Y como dice una de Chaouen, "me canso de follarla en sueños"...

Abrazoooos, y sigue así, estás a punto de tu estilo.

Nur dijo...

no, gracias a mí no, gracias a ti y a todos los que os pasáis por mi blog por hacerme ver que lo que hago merece la pena. Un segundo de mi tiempo no es nada comparado con la felicidad que me dáis al decirme que os gusta lo que hago.
Acabo de descubrir tu blog, apenas he tenido tiempo de leer la primera entrada y ya veo que va a ser algo de lo que pueda sacar mucho jugo.
A veces las personas como tú y como yo que pasamos parte de nuestro tiempo libre sentadas, frente a un ordenador, escribiendo y creando historias en vez de tragarnos las que han inventado las demás, establecemos una relación cósmica difícil de entender para los demás. Somos un tanto incomprendidas, aunque nunca lo seremos del todo mientras existan otras como nosotras...
espero seguir en contacto contigo

un beso

pilar dijo...

Hummmm me ha sentado muy triste.
Necesito un parentesis sin cerrar , ... y ponrlo boca arriba encima de tu barbilla.

Fantastico pero lleno de lágrimas y de melancolía...

Hoy es un virenes de estrellas , de estrellas verdes sobre mi marcianita favorita.

Un besote.
Pilar

pilar dijo...

Guapetona te dejo dedicado un escritillo en mi blog,en la entrada de hoy. Con todo cariño.

Consejos para que tu corazón llegue sin lastimarse:

tres toneladas de papel de burbujas ¡¡¡

Un besote

eFe dijo...

la distancia y el tiempo son relativos

pero mucho mucho


yo todos los días ansío tenerle ...

Wendy dijo...

Y tu diario sería mi cuento de cama todas las noches.

Un libro con hojas en blanco, garabatos, sueños y canciones.

Con manuales de uso, ilusiones y edredones en los que ahogar las lagrimas que absorben las almohadas...


por que leerte es respirarte.

Gracias.

Mua.