17 de abril de 2007

Querido Diario: Te mentiría...[Día 35]

Te mentiría para no alcanzar el último rayo de sol, ese que alumbra demasiado y al que anoche le dimos las gracias.
Me mentiría si con ello consiguiese ser feliz...
Me urge la vida deprisa y quizás del revés.
Te mordería la mirada con cada paso cada vez más cerca que das...
Me desenfoco cada día un poco más y tras las lentes de la locura me encuentro una vez a la semana, siempre tras de ti.
Lo que soy hoy es la mitad de lo que fui ayer.
Y vuelvo a mentirte...
Te miento si te digo que nunca pensé en tu abrigo, si mis manos nunca fueron ladronas de un par de centímetros de tu piel.
Pero no me atrevo a confesar que he perdido la cabeza, que no me encuentro en ningún lugar y me creo mis espacios en círculos vacíos ahora que estás aquí.
No llega el momento, no encuentro el lugar, no es la hora exacta y quizás tampoco tu y yo... Pero me sobra todo eso, porque hoy me he puesto el disfraz de paciencia y si el tiempo corre en mi contra me sentaré a esperarte.

3 comentarios:

Sergiete dijo...

En estos, todos mentimos, el amor nos hace cobardes, y no somos capaces de decir, verdaderamente, lo que sentimos, lo que vivimos, lo que deseamos, ni a ella (o él) ni a casi ninguno de nuestros conocidos, a no ser que se encuentre fuera del circulo de nuestras amistades...
No sabría decirte si haces bien en sentarte a esperar, te lo dice este que ya está sentado desde hace tiempo, y quizá empiece a levantarme.

Un SALUDETE.

Mysteries dijo...

Y es que siempre que quiero mirarte a los ojos...
no acabo de darme cuenta
que tu mirá es mi mirá...
Que tu aliento, es mi boca
que tu sonrisa...
es mi vida.

Besazos, princesilla!!!.

Muá muá muá!!!!.

Miss.

noe dijo...

es precioso lo que escribes, aunque suene triste...