29 de noviembre de 2008

Querido Diario: No hacen falta respuestas...[Día 118]

Cuando me haya ido te darás cuenta de lo que perdiste sin mi, me duele esta despedida más que a ti pero simplemente se acabó. ¿Y como se olvida algo que nunca llegó a ser? Yo no tengo la respuesta, solo espero que la distancia ponga tierra de por medio, evitarte quizas sea esta primera opción de la que espero aprender a utilizar de nuevo el escudo que me había puesto para no sufrir y a pesar de que no ha funcionado, no me arrepiento, de sentir lo que siento, de querer que no me dejases ser solo a medias.
Una vez más andamos por caminos distantes y nuestro tiempo se acaba, a veces maldigo el día en que apareciste en mi vida, el día en que me di cuenta de cuanto podías llegar a quererme, pero es sólo tiempo pasado.
Me odio a mi misma por no poder borrar tus labios de mi piel, tus besos de mi pelo y esa forma tan tuya de cogerme la mano, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?....

Yo solo quería "recorrer tus labios y besar tu boca y descorchar mi vida junto a ti. Yo quería haberte sido fiel y navegar por tu jardín y ver tus flores crecer en mí"
Deseo que llegue la despedida, que realmente el tiempo lo cure todo.
Deja que el viento me borre, que me transporte como la arena hacia otro lugar, que desaparezca de tu vida...

5 comentarios:

Sandra dijo...

Nena como si lo hubiera escrito y pensado yo misma, q fuerte hija.

Deja q el tiempo juegue... q no sabes lo q va a pasar mañana....

Feliz semana corazón.

Princesa dijo...

Oye, no te odies por querer a alguien...
Te comprendo a la perfección. A veces es imposible no enamorarnos, aunque nos pongamos un escudo...

Ánimo, guapa... el no sabe lo que se pierde

Un besazo

principito dijo...

Las letras de "Nena Daconte" no son muy apropiadas para tu estado, te lo digo por experiencia.

Yo podría haber escrito ese texto. Pasa página y pon tierra de por medio. Eso sí, es duro el olvido, demasiado.

Un beso fuerte!

Sandra dijo...

Como esta lo mas bonito de Madrid hoy??

Muakkkkk

Principito dijo...

Gracias por tus ánimos Judit; yo te mando los míos.

Un besito guapa!