3 de enero de 2007

Querido diario: Empieza nuestro año [Día 23]

Dicen que se acabaron los días grises, yo los he cambiado por Días azules;
Dicen que el reloj par de sonar...aunque yo sigo escuchando la Balada del despertador;
Cuando el solsticio del invierno se termine quizás no esté aquí, habré cambiado de vida como la serpiente cambia de piel, habré dejado mi muda tras los pasos en los que un día me escondí por ti...
He navegado por aguas aún más turbulentas, he surcado mares de dudosa calma pero es contigo amor con quién me ahogo.
Se acelera y no tiene freno mi respiración y se me encoge el alma muy despacio...
Y de los dos caminos elegí el difícil, el camino de las acciones pasadas porque convertirte en droga para mí ha sido tarea fácil y ahora que te he dejado el mono por el roce de esos labios parece no existir.
Y aunque no puedas ver en mis ojos que esto podría ser nuestro último adiós...Ya no miraré hacia atrás, mientras todo siga igual que hoy.La canción del futuro tiene sabor a sueño por cumplir...

1 comentario:

Mane dijo...

Buenas noches Reina Mora!! Lo de elegir uno de tus textos es algo complicado porque todos son buenos, tienes don de palabra, y sobre todo, todos tienen un gran fondo, una gran verdad, un gran significado.
Lo que si te puedo decir ahora msimo es que VALES MUXISIMO y te aprecio un guevo nena. Asi que a tirar pa'lante venga lo que venga o se vaya lo que se vaya, todo marcará tu vida. Desecha akello lo que no te guste y quédate con lo que te llena para ser FELIZ. Yo estoy aki hoy y estaré también mañana si tú me dejas. Mil besazos niña del Sur!!

Sigue con tu Diario que es precioso, eh?? MUACK