4 de marzo de 2009

Querido Diario: La distancia será nuestro olvido...[Día 134]

Cada noche pienso en ti de cualquier manera. A veces te imagino frente a mí contándome alguna de tus historias, otras te imagino caminando a mi lado, sin soltarme de la mano aunque nunca tenga clara cual es la sensación porque tú nunca me cogiste de la mano al pasear.
A veces sueño que vendrás a verme algún día, quizás por sorpresa, recorreremos todos los punto de la ciudad, me besaras bajo las farolas que alumbran la calle central y haremos el amor cada amanecer. Me vuelvo loca a menudo si te pienso con otra..
Te echo de menos, lo sé y puede que no quiera evitarlo, puede que sea este sufrimiento por no tenerte cerca el que me alimenta y me permite seguir hacia delante. Será por eso que sueño con no regresar nunca, perderme y que no puedas encontrarme, que me olvides y lo consiga yo también.
He llegado a imaginar incluso que me evaporo, que me convierto en aire , puede que incluso me respires y consiga así por fin ser una parte de ti.
Prefiero echarte de menos aquí y ahora que no tener nada que añorar. Prefiero incluso no tener un recuerdo de tu mano junto a la mía, pero en esta eterna lucha tus besos están tatuados en mis labios a fuego y soy incapaz de borrar los pocos vestigios que quedan de ellos.
He intentado rasgar de mi piel las marcas de tus dedos, de cada caricia que un día dejaste caer por cada centímetro de mi piel, pero no puedo…no quiero.



La distancia será nuestro olvido.

3 comentarios:

Sandra dijo...

Si te lo propones lo conseguiras, solo tienes que hacer un ejercicio de voluntad, y cada vez que venga a tu mente, echarlo sin contemplaciones.

Que tal por esas tierras??

Mucho besitos reina ;)

Isabel dijo...

Decía Cavafis en aquel poema suyo que " nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.La ciudad te seguirá".. en fin, yo no lo sé.
Un texto muy bonito.

eFe dijo...

a veces ocurre


pero sólo si tú quieres