24 de enero de 2008

Querido Diario: No cuesta nada soñar...[Día 75]

A veces creo que se me da demasiado bien fingir que estoy bien, soy experta en ausentarme, en desaparecer y que nadie me encuentre. He pensado muchas veces en que es lo que necesito en la vida y últimamente estoy encontrando el sentido concreto al camino que llevo andando estos últimos años.No es que vaya a huir, no saldré corriendo porque quiera dejar atrás nada...bueno quizás si...
El destino, mi destino...no está aqui, quiero empezar una vida nueva, quiero por fin alejar los fantasmas del pasado, quiero serme útil, sentirme fuerte y saber que puedo salir adelante de cada escalón más alto que el anterior que la vida se empeña en ponerme.
Sé que siempre estarás ahí, que por muy lejos que vuele con una llamada te tendré, que tu sonrisa no se apagará y seguirás siendo la princesita de la periferia, que tú seguirás siendo mi pequeño tesoro, mi alma gemela, mi necesidad...
Es por vosotras por quien me planteo el futuro, por quien me da miedo volar...
Pero sé que vais a estar bien, que os van a saber cuidar...
Ahora toca plantarse en el presente, superar la prueba y ponerle más ganas al futuro.
Quiero dejarme llevar por la corriente, sentir el aleteo de la lluvia y el sonido del aguacero bañando mi piel, quiero sentirme viva, despegar desde el suelo y oler las nubes...
Quiero dejar de soñar...

2 comentarios:

pilar dijo...

Wapa que todo eso no implique dejar de soñar, eso nunca!!!

jajaja sí SON DE PRIVALIA!!!! jeje
Es la primera vez que me lanzo a la compra on line (de ropa) espero que me salga bien...

Un beso fuerte. AHÍ VA!
MUAKA!
OILAR

LA llama PERDIDA dijo...

"No cuesta nada soñar" titulas y, si me permites, puntualizo: algo debe costar cuando mucha gente se ha olvidado de hacerlo. Así que porfix no te olvides de soñar...que después te conviertes en alguien gris...y eso(por lo que deduzco) no es lo que presigues.
BesitoOOooo
;-)