7 de febrero de 2007

Querido Diario: No voy a dejarme llevar[Día 28]

Tenía pensado dedicarte el mundo pero no fue nunca así, metí todas las fuerzas que te robé para amarte en una caja fuerte. Ahora se me cae la pared de tanto recuerdo colgado. Dicen por ahí que este es mi año, yo mientras espero ver los resultados de esa cosecha que en mayo aún no había finalizado. Como decirle que no llore cuando soy yo quién provoca estas lluvias torrenciales. Siempre quise desnudar tu pensamiento para llegar a entenderlo. Se junta todo en este mes de febrero que parece haberse multiplicado y tener más horas de las que recordaba. Creo que fue anoche cuando desperté y no pude seguir durmiendo. He creído descontar las horas, esas que siempre llaman a la fatalidad del auto juicio respecto a los errores que he cometido a lo largo de esta vida. Pensar y pensar, pensamientos con velocidad increíble, que llevan al fondo de aquello que me quitó el sueño, derramando alguna lágrima sin querer. Con los ojos verdes, escondía algo en la mirada, el pañuelo en la mano, sentada en el banco derramaba lágrimas sin pensar en los ojos que ajenos a su sufrimiento paseaban alrededor del mar que creaba bajo sus pies...(No llores más, seguro que no lo mereces). Quien tiene derecho a borrar un sueño, quien es capaz de evadir una esperanza... Dame un gesto, una palabra y yo te diré como se pierde el valor por luchar por lo que tanto has ansiado... En momentos en los que no sabes si estas dentro...puede que incluso fuera, en esos momentos no hay un porqué que defina tu mundo interior... Con su orgullo derrochando valor, cerró la puerta y se hundió. Como debería hacer ahora para salvar mi vida...no lo sé... Al despertar esta mañana creía haberlo solucionado...el valor no escapa por el ojo ajeno y un sueño real no se evade igual que el agua...
Y yo no soy menos...

3 comentarios:

vero dijo...

Te encontre por casualidad, eres buena, muy buena, escritora, tal vez deberias plasmar tu reflejo en algo mas solido.
1 saludo

Diario de una vida por contar... dijo...

Gracias vero, muchas gracias, espero que siga pasandote por mi timido lugar...un beso!

m a s dijo...

holaaaaaaaaaaaaa, como siempre cada frase que escribes es un manual para los que no sabemos crear esas maravillas.